Son las 19,45 horas de un lunes y como cada día en Guiomar, decenas de usuarios se dirigen hacia el aparcamiento de pago para recoger su coche. Mientras caminan, se van mentalizando del atasco que les esperará en la salida del aparcamiento, cuando, como cada día, cada uno de ellos tengan que pasar el ticket por una máquina de lectura y esperar a se levante la barrera. Sin embargo, hoy no tendrán que enfrentarse con paciencia a esos 20 minutos de espera. El jefe de estación ha ordenado levantar la barrera de salida y los coches comienzan a abandonar a un ritmo más rápido y fluido.

La escena se vivió ayer en Guiomar, cuando, según han explicado representantes de la Asociación Usuarios Ave de Segovia, el jefe de estación levantó la barrera del mencionado párking para alegría de los usuarios. “Nos alegramos mucho de esta medida porque los tiempos de espera para salir de Guiomar se acortan”, afirman los usuarios, “pero nos sorprende un poco porque en los últimas semanas varios compañeros de la asociación han pedido al jefe de estación que lo hiciera y siempre les ha contestado que nadie tenía que decirle cómo hacer su trabajo’”.

Segoviaudaz.es se ha puesto en contacto con Adif para saber si el motivo de este cambio se debe a una incidencia puntual en las máquinas, a una decisión aislada del jefe de estación y si finalmente la empresa pública ha cedido y dejará levantada la barrera de salida cada día en horas punta, sin que hasta ahora hayamos recibido contestación.

“Evidentemente”, los usuarios esperan que finalmente “Adif haya entrado en razón” y la decisión sea permanente. Eso sí, insisten en que, si bien este tipo de medidas sirven para agilizar la salida de coches, el problema del párking es estructural: “Al tema de la barrera y la lectura de tickets hay que añadir que los coches deben hacer dos ceda al paso en menos de cien metros que retrasan el tráfico y que el vial de salida a la carretera de Madrid tiene un solo carril, por lo que en la rotonda de la Choricera se forman todos los días grandes atascos”, explican.

“Cada vez que Adif toma la decisión de construir un párking en alguna de sus estaciones y además hacerlo de pago, deberían preguntarse cómo va a afectar eso a los usuarios”, añaden, “porque no es normal que los atascos y las largas esperas de más de 20 minutos sean habituales en la estación”. También las carreras de los usuarios que, sin plazas en el aparcamiento, se ven obligados a estacionar en los arcenes del vial de acceso, y que cada día recorren a pie cientos de metros hasta llegar a la puerta de la estación. “Nos gustan que Adif haya levantado la barrera de salida del aparcamiento, pero el problema es estructural”, concluyen.