El Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León desarrollará en 2011 acciones de promoción en más de 30 países porque en una situación económica como la actual, la Junta de Castilla y León, en coordinación con las diversas instituciones implicadas en el Plan (ICEX, Consejo Regional de Cámaras de Comercio y Cecale) apuesta por reforzar la presencia en el exterior de las empresas regionales y otorgar un nuevo impulso al Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León bajo la premisa de crecer en el exterior para reforzarse dentro de la Comunidad.

En este sentido, el Plan, dentro del eje de la promoción comercial, desarrollará durante el año 2011 un total de 270 acciones dirigidas a más de 30 países y que involucrarán a cerca de medio centenar de sectores y subsectores de producción a través de ferias, showrooms, misiones inversas, misiones directas o promociones en punto de venta entre otras modalidades de promoción y comercialización.

La programación de estas acciones es el resultado del esfuerzo de coordinación realizado por el tejido empresarial regional junto a las instituciones involucradas en su desarrollo, según señala en un comunicado la Junta. En este sentido, se ha hecho especial hincapié en elaborar un catálogo de acciones que conjuguen, dada la situación económica, un ahorro de costes con la obtención de resultados positivos.

Para ello, a lo largo del pasado ejercicio se llevaron a cabo diversas reuniones y ponencias técnicas en las que Ejecutivo Autonómico, ICEX, Cámaras y Cecale analizaron las acciones, destinos y sectores con mayor potencial comercial con el fin de presentar un catálogo acorde con las necesidades empresariales.

Asimismo, el plan de acciones se concibe como una programación dinámica, por lo que a lo largo del año se irán incorporando nuevas actividades en función de la demanda de las empresas. A ellas se sumará además el programa de misiones inversas sectorializadas que la Junta de Castilla y León organiza anualmente en el Centro de Negocios de la Comunidad en Madrid a través de Ade Internacional EXCAL.

La coyuntura actual está siendo determinante para concienciar a las empresas de la importancia que tiene la internacionalización, obligando a las instituciones a crear nuevos instrumentos que permitan a las pymes regionales con poca o ninguna trayectoria internacional acometer los mercados exteriores de forma competitiva y con costes reducidos.

Dentro de las actuaciones dirigidas a aumentar y consolidar las exportaciones regionales, ocupan un lugar destacado las Acciones de Promoción Comercial, que permiten dar a conocer en el exterior los productos y servicios regionales para favorecer su comercialización internacional. Durante el presente ejercicio toda esta labor promocional se acompañará con una estrategia on-line (plataforma digital y comunidades virtuales) que permitirá a las empresas eliminar las barreras de la distancia y reducir sus costes.

 

Antecedentes

La Junta de Castilla y León ha venido trabajado en los últimos años conjuntamente con el tejido empresarial de Castilla y León en aras de su internacionalización, de su apertura a los mercados de todo el mundo. Durante este tiempo se ha llevado a cabo una labor intensa en aras de la industria regional y, por tanto, de la evolución, dinamización y diversificación de la economía de la Comunidad Autónoma.

En el año 2004, las instituciones involucradas en la internacionalización de la región Junta de Castilla y León, Cámaras de Comercio e ICEX- vieron la necesidad de coordinar sus esfuerzos y converger hacia la creación del Plan para la Internacionalización Empresarial de Castilla y León 2004-2007.

El objetivo de esta iniciativa era, además de favorecer y potenciar la presencia en el exterior de los bienes y servicios de las empresas regionales, presentar a Castilla y León en el exterior como destino para las inversiones extranjeras, favoreciendo el asentamiento en la región de empresas que contribuyan al crecimiento económico de la Comunidad mediante la generación de empleo y riqueza.

Partiendo de esta premisa, el Plan proponía la puesta en práctica de una serie de acciones estratégicas materializadas en cinco apartados, de los que cuatro estaban directamente relacionados con el impulso a la internacionalización de las empresas – información, formación, promoción y cooperación empresarial e institucional- y un quinto se encaminaba a la atracción de inversiones exteriores que enriquezcan el tejido empresarial, dotándole de una evidente capacidad de proyección internacional.

Más de 3.200 empresas exportadoras castellanas y leonesas fueron en 2007, hoy en día son más de 4.000, la imagen de la consecución de un reto que el Gobierno regional planteó como una necesidad para revitalizar el presente y el futuro del tejido empresarial de la Comunidad.