El Juzgado de Instrucción número 1 de Cuéllar ha decretado la apertura de juicio oral contra M.K.G, acusada de asesinar a su recién nacido, al que abandonó en un pinar de la localidad segoviana de Chatún.

Los hechos ocurrieron el 30 de octubre de 2011. Según se señala en el auto, sobre las 21 horas horas, la acusada, sabedora de que le sobrevenían contracciones propias de un parto inmediato, se ausentó de la fiesta de cumpleaños que se celebraba en su casa y, provista de tijeras y de unas camisetas, se dirigió sola hacia un pinar distante aproximadamente unos 700 metros del domicilio.

Después, y tras dar a luz sin la ayuda de nadie, colocó a la criatura en la parte trasera del vehículo y circuló casi cinco kilómetros por la carretera que une directamente el municipio de Mudrián con la pedanía de Chatún (Cuéllar). Después se adentró en un pinar y abandonó el bebé a los pies de un árbol cubierto solamente por dos prendas de vestir.

Aproximadamente una hora después de ausentarse de su domicilio, M.K.G. tomó camino de retorno a su casa, sin volver en ningún momento al lugar donde abandonó al bebé, cuyo cadáver fue encontrado el día 5 de noviembre.

Por su parte, la defensa de la acusada sostiene la absolución de la acusada e incide que en que, de apreciarse delito, debe considerarse la concurrencia de circunstancias eximentes de trastorno y enajenación mental.