La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, destacó hoy la importancia de la recuperación del patrimonio como mejora de la calidad de la vida en el medio rural, y la forma de poner en valor la cultura y el legado de los antepasados. Así lo dijo durante la visita que realizó a la localidad segoviana de Abades, donde conoció las actuaciones realizadas por la Consejería y donde ejerció de pregonera de las fiestas patronales en honor a la Virgen de los Remedios.

En declaraciones a los periodistas, Silvia Clemente subrayó el valor que tiene la recuperación de elementos del patrimonio como el resto de actuaciones “que permiten que los pueblos tengan una mayor calidad de vida”. En este sentido, se refirió a la nueva fuente del Caño, o la recuperación de varias fuentes en distintos puntos de la localidad de Abades. También destacó las inversiones realizadas en caminos rurales que servirán, dijo, para mejorar el transporte y la comunicación entre las localidades vecinas, así como las conexiones con las explotaciones agrícolas y ganaderas.

En esta línea, Silvia Clemente resaltó la importancia que el sector primario tiene en Segovia y en el resto de Castilla y León, donde la agricultura y ganadería ocupan un alto porcentaje del PIB, informa Ical.

Adelantó en este sentido los buenos datos que aporta el sector primario en las cifras económicas y así se anunciará por parte de la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, el próximo lunes en rueda de prensa. “Nuestra posición es mejor que la del resto de España”, subrayó Clemente. Recordó que Segovia supone el 35 por ciento de la producción porcina de toda la Comunidad, y señaló que las inversiones en infraestructuras rurales contribuyen a esta mejora.

Acompañada por la alcaldesa de Abades, Magdalena Rodríguez, y del resto de la Corporación, Silvia Clemente recorrió el municipio y luego intervino en el pregón de fiestas, donde repasó la historia del municipio, algunos de sus personajes más ilustres, y sus costumbres, como la de adelantar la celebración de la Nochevieja 24 horas.