Lo primero son las presentaciones. Soy Cristina González y, de ahora en adelante, vamos a hablar mucho de cine. De estrenos, de clásicos, de premios, de festivales, de rumores, de nominados, de alfombras rojas, etc. Del buen cine y del no tan bueno. De todo lo que os interese del séptimo arte. Porque espero contar con vuestras opiniones. La mía es humilde y nada especializada, pero apasionada y entregada. Así que bienvenidos y… qué comience el espectáculo!!

El domingo inauguró el período más cinematográfico del año. Con la entrega de los Globos de Oro se dio el pistoletazo de salida a la carrera que terminará en marzo, tras la entrega de los Oscars. Y si alguien había hecho apuestas, seguro que ganó, porque no fue la noche de las sorpresas.

El espectáculo audiovisual que James Cameron nos regaló hace unas semanas y que ha conseguido que millones de personas deseen ser azules y medir 2 metros y medio, se hizo con los premios “gordos”: mejor película y mejor director. Cameron ha tardado 11 años en poner en pie este ambicioso proyecto, pero tanta espera ha merecido la pena. Ahora, a por el Oscar!!

 

Nine, sin embargo, optaba a 5 premios y se fue de vacío

He estado en el pase de prensa de la película y os puedo contar algunas impresiones. Como gran amante del género musical que soy, entraba en la sala con una sonrisa de oreja a oreja y con grandes expectativas. Algunas se han cumplido. Otras no.

Rob Marshall nos invita al teatro. Coloca sobre el escenario a media docena de impresionantes actrices ( Penélope Cruz, Sophia Loren, Marion Cotillard, Nicole Kidman, Kate Hudson y Judi Dench), que bailan al son de uno de los mejores (si no el mejor) actores del momento: Daniel Day Lewis. Y entonces comienza el espectáculo. Dos horas de números musicales y actuaciones llenas de estilo, glamour y seducción (atentos, chicos). nine-themovie.blogspot.com

Pero el director de Chicago y Memorias de una Geisha, se olvida de que esa historia ya nos la había contado Federico Fellini y eso, es mucho decir. Nine comienza muy fuerte, con una actuación espectacular de Lewis, pero después se desinfla como un globo y deja que los fragmentos se sucedan sin cuidar su conexión.

Al final, salgo del cine con un sabor agridulce. He visto a actores y actrices bailar por separado como verdaderas fieras. Pero no encuentro el conjunto. El todo que deberían haber formado entre ellas.

El domingo, la película dejó escapar cinco premios. Veremos si en los Oscars hay más suerte.