«Mi gremio es mi medio de vida y lo que tengo que defender». Así de optimista y a la vez rotundo se manifiesta Jesús Manso, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios Pasteleros de Segovia, la cual ha celebrado su segunda Muestra de Pastelería con una jornada llena de actividades.

Como se suele decir, a nadie le amarga un dulce. De esta forma, los pasteleros llenaron los salones de la Fundación Cándido, donde ofrecieron un taller de repostería y organizaron un concurso que ganó Ana Torrego Herranz gracias a un postre que tituló ‘Tarta de queso con mermelada de zanahorias con teja de queso’. El segundo premio lo compartieron Borja Sanz Antón, con ‘Tarta tres chocolates’ e Inmaculada Arranz Álvarez, con su ‘Bomba de piña’.

El taller fue impartido por Jesús Manso, quien afirma a este diario que «en Segovia hay cerca de un centenar de empresarios dedicados a la pastelería, de los cuales tan sólo una veintena están asociados a A.F.E.P.S. (Asociación Provincial de Empresarios Pasteleros de Segovia) que desveló así «la escasa voluntad por parte de los compañeros del gremio para colaborar en las actividades que se organizan. Si hubiese más compañerismo en la profesión, se podrían hacer muchas más cosas del estilo tanto en la ciudad como en la provincia de Segovia; sin embargo, la colaboración entre nosotros es muy escasa». Aún así, esta segunda muestra celebrada en la Fundación Cándido ha resultado todo un éxito, según afirma Manso.

Asimismo, Jesús amablemente nos cuenta que aún estando en un período de recesión económica como el actual «nuestro sector, obviamente también ha notado algún cambio pero en general creo que será de las profesiones que menos perjudicada se esté viendo ya que  más o menos no se vienen notando cambios drásticos en el ámbito económico de la pastelería».

Es muy posible por tanto que en 2011 veamos la tercera edición de esta Muestra de Pastelería Segoviana «gracias a la colaboración que este año nos ha dado la Diputación Provincial, la Federación Empresarial Segoviana, la Cámara de Comercio, la Asociación de Comerciantes Segovianos y por supuesto la Fundación Cándido», añade Manso.

Pues lo dicho, vista, olfato, tacto, gusto y oído para endulzarnos la rutina diaria.