El número de viajeros que se alojaron en los establecimientos de turismo rural cayó el pasado año el 2,65 por ciento en Castilla y León, hasta las 596.843 personas, frente a las 613.117 registradas en 2009. Además, el descenso de las pernoctaciones fue todavía mayor, en concreto, del 4,75 por ciento, con un total de 1.507.681, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta bajada regional fue superior a la media española, donde el número de viajeros mermó un 1,91 por ciento, con 2,67 millones de turistas. Castilla y León también sufrió una mayor la bajada de las pernoctaciones, que en España fue del 3,39 por ciento menos, hasta los 7,67 millones. A pesar de ello, Castilla y León se mantuvo como líder de turismo rural en España, con el 22,38 por ciento de los turistas y el 18,7 por ciento de las pernoctaciones.

La estancia media de los turistas que eligieron los alojamientos de turismo rural de Castilla y León descendió ligeramente de los 2,46 días de 2009 a los 2,41 de 2010. En el conjunto del país, la estancia fue de 2,88 días, lo que supone una bajada de 1,5 días.

Sin embargo, el número de negocios mantuvo su crecimiento a lo largo de 2010, con un incremento del 7,28 por ciento, y un total de 3.066 establecimientos abiertos, frente a los 2.858 de 2009. También subió el número de plazas, el 6,34 por ciento, hasta alcanzar las 27.641.

 

Provincias

Por provincias, cabe destacar el descenso del 13,3 por ciento del número de viajeros en Ávila, hasta los 112.886 en 2010. También bajó el número en Palencia, el 7,65 por ciento, con 35.657 turistas; en Soria, con el 6,55 por ciento, con 60.980; en Salamanca, el 6,15 por ciento, con 60.928, y León, el 3,86 por ciento, con 83.100.

Por el contrario, aumentó el número de turistas en Burgos, donde se registró un incremento del 12,62 por ciento, hasta llegar a los 73.555 viajeros durante 2010; en Zamora, el 10,5 por ciento, hasta los 47.316; en Segovia, el 2,49 por ciento, con 90.901, y en Valladolid, el dos por ciento, hasta 31.522.

En cuanto a las pernoctaciones, las mayores bajadas se produjeron en Salamanca, del 11,26 por ciento, con 154.603; Ávila, del 0,77 por ciento, con 291.099; en Palencia, del 8,56 por ciento, con 98.550; en León, del 8,48 por ciento, con 185.997; en Soria, del 8,15 por ciento, con 163.634, y en Segovia, del 5,74, con 185.469.

Por el contrario, aumentaron las pernoctaciones en Burgos, el 12,97 por ciento, hasta llegar a las 173.525 en 2010; Valladolid, el 9,02 por ciento, hasta las 74.494, y en Zamora, con el 4,95, con 108.042.

 

Acampamentos turísticos

Por su parte, la cifra de viajeros que se alojaron en los acampamentos turísticos de la región también experimentó un descenso respecto a 2009, del 2,73 por ciento, con un total de 293.326 turistas, que realizaron 771.624 pernoctaciones, lo que supone una bajada del 2,58 por ciento respecto a las del ejercicio anterior. No obstante, la estancia media se mantuvo en los 2,63 días. En España, el número de personas que hicieron uso de este tipo de alojamientos se redujo el 0,65 por ciento, aunque el de las pernoctaciones creció el 1,86.

El número de establecimientos a finales de 2010 era de 62, los mismos que en año anterior, con 23.838 plazas, frente a las 23.383 de 2009. El grado de ocupación por parcelas fue del 23,15 por ciento, por encima del 21,69 por ciento de 2009.

 

Apartamentos

Por el contrario, la cifra de personas que acudieron a los apartamentos turísticos creció en el año 2010, con 32.498 turistas, lo que supone un incremento del 28,73 por ciento respecto al ejercicio anterior. Esta subida muy superior a la anotada en el conjunto del país en este tipo de establecimientos, que fue del 7,42 por ciento. Asimismo, las pernoctaciones aumentaron el 24,03 por ciento, con 123.515, frente a las 99.588 de 2009. En este capítulo la diferencia con el crecimiento nacional es todavía superior, ya que en España fue del 1,12 por ciento. La estancia media se redujo en la Comunidad, al pasar de los 3,94 días de 2009 a los 3,8 de 2010.

Castilla y León contaba a cierre de 2010 con 2.026 plazas en 509 apartamentos, con un grado de ocupación del 16,73 por ciento; mientras que en 2009 había 1.643 plazas en 410 establecimientos, que tuvieron un grado de ocupación del 16,53 por ciento.