El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, ha destacado durante su visita a varios puntos de la red regional de carreteras donde se están realizando trabajos de conservación, refuerzo y renovación de firmes, que la conservación es fundamental para mantener el buen estado de las carreteras. Antonio Silván ha insistido en que los déficits en conservación dan lugar a la degradación de los activos de la carretera, entre los que el firme es el que más notan los usuarios, y que estos déficits implican inversiones futuras mayores para repararlos que las que serían necesarias para mantenerlos en un adecuado estado. Por esta razón ha afirmado que los gastos e inversiones en conservación de carreteras tienen una rentabilidad económica mucho más elevada que otro tipo de gastos públicos.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente tiene previsto invertir más de 60 millones de euros durante los próximos dos años para contratar obras de conservación en unos 5.000 kilómetros de carreteras autonómicas, casi la mitad de la red que se sitúa en 11.286 kilómetros. Durante 2014 y 2015 se renovarán 7 contratos en dos años, lo que supondrá un esfuerzo presupuestario, dada la situación económica, y que se sumarán a los casi 13 millones de euros que ya se han adjudicado durante 2013 para garantizar el patrimonio viario de la Comunidad.

En 2014 la Consejería de Fomento y Medio Ambiente renovará los contratos de conservación de casi 5.000 kilómetros de carreteras por 43 millones de euros en las provincias de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Zamora. En concreto, en Segovia se realizará una inversión de 8,6 millones de euros para 752 kilómetros.