El Ayuntamiento ha contratado personal de apoyo y refuerzo para el servicio de Vías y Obras, personal procedente de una bolsa de trabajo específica creada en 2011. Se trata de acelerar los trabajos de reparación y mejora de las aceras de la ciudad que lleva a cabo la Concejalía de Obras y Servicio.

Desde el pasado mes de julio y hasta mediados del mes de noviembre, siete personas del oficio de albañilería (tres oficiales, un ayudante y tres peones) repararán y mejorarán el pavimento. Repondrán y recolocarán baldosas sueltas o levantadas, hundimientos de la acera, baches y pasos rebajados. En menor medida se ocuparán de los baches en las calzadas de adoquín y hormigón, pero nunca en las vías asfaltadas.

El personal se ha organizado en dos cuadrillas que, a jornada completa, trabajarán aproximadamente un mes en cada barrio de manera que puedan repasar las aceras de las vías principales de paso peatonal. A la vez se tomará nota de aquellas otras intervenciones también necesarias que quedarán pendientes de realizar por las cuadrillas municipales de mantenimiento.

Las cuadrillas están actuando y recorriendo en su totalidad las aceras del barrio de Nueva Segovia situadas en las calles Dámaso Alonso y Vicente Aleixandre, y las de las plazas Calderón de la Barca y Fernando de Rojas, así como realizado actuaciones puntuales en otras adyacentes. También se han mejorado varios pasos rebajados de peatones eliminando cualquier pequeña diferencia de altura existente.

Antes de pasar al barrio de La Albuera y aprovechando que se trabaja en Nueva Segovia, una de las cuadrillas acondiciona una pequeña superficie de terreno (sin asfaltar ni acerar) comprendido entre el carril bici situado en la avenida Juan de Borbón y Battenberg y la calle Vicente Aleixandre. Se trata de unir la acera con el paso de peatones que conecta directamente con el carril bici. De esta manera, se da respuesta a las peticiones realizadas por los muchos segovianos que diariamente pasean por la zona, un espacio que ganará así en seguridad para el peatón y que facilitará el transito a las personas que vayan en sillas de ruedas como ha comprobado la concejala de Obras y Servicios, Paloma Maroto.

En el barrio de La Albuera se repasarán las aceras de la carretera de la Granja hasta la avenida Padre Claret y de las calles Pascual Marín, Bomberos, Lérida, Tejedores, Alfonso VI, Santa Teresa de Jesús, y la zona de la calle Pintor Herrera, entre otras.

En otros barrios y zonas de la capital como el Casco Antiguo, El Salvador, Santa Eulalia y San Antonio el Real están trabajando, con el mismo fin, las cuadrillas municipales.