El 7 de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud este año estará dedicado al problema de la resistencia de las bacterias a los antibióticos. Nuestro país se encuentra entre los países de Europa que mayores tasas de consumo y de uso inadecuado de estos compuestos.

Desde SEIMC, Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y GEMARA, Mecanismos de Acción y Resistencia de Antimicrobianos, quieren poner a disposición del público cualquier información sobre las últimas investigaciones sobre los antibióticos en general así como los porcentajes de resistencia de los diferentes microorganismos frente a aquellos antibióticos prescritos con mayor frecuencia.

El escaso conocimiento por parte de la población respecto a las consecuencias que el uso incorrecto, tiene en el aumento, selección y dispersión de la resistencia bacteriana, es una de las principales causas de la utilización inadecuada de los antibióticos en España. Además del excesivo gasto farmacéutico que ello conlleva.

Se debe tener en cuenta que los antibióticos no curan las infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe y únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas. El diagnóstico correcto y la decisión respecto a la necesidad de administrar antibióticos son competencia exclusiva de los médicos y en ningún caso se debe recurrir a la automedicación.

Los expertos de la SEIMC recomiendan solo tomar el antibiótico que prescribe el médico y con la duración que éste indique. También, el papel del farmacéutico debe ser el de informar a los pacientes y asegurarse de que sigan las indicaciones y la duración del tratamiento. Es estrictamente necesario que se deje de suministrar antibióticos sin receta en las farmacias.

El grupo GEMARA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) estudia, entre otros, los mecanismos y la epidemiología de la resistencia a los antimicrobianos en los microorganismos de interés clínico y colabora en estudios tanto en el ámbito comunitario como en el hospitalario, promoviendo el uso racional de los antibióticos.