El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha entregado a la presidenta de la Asociación Apyfim Alcázar, Julia Useros, los 6.646 euros obtenidos durante 2009 por la gestión de los contenedores de ropa y calzado usado que existen en distintos puntos de la ciudad, barrios incorporados de Madrona, Fuentemilanos, Zamarramala y Hontoria y la entidad local menor de Revenga.

El Ayuntamiento cumple así el compromiso adquirido con la puesta en marcha de este servicio, obtener recursos económicos para programas de apoyo y financiación a las víctimas de malos tratos.

El servicio para la recogida de cualquier tipo de ropa usada y calzado, comenzaba en junio de 2009. La gestión de los 21 contenedores corresponde a la Asociación contra la Violencia de Género.

Los segovianos han depositado en esos contenedores, entre junio y diciembre de 2009, cerca de 54 toneladas de ropa y calzado.

Los contenedores, de más de dos metros cúbicos de capacidad cada uno, están perfectamente identificados y en ellos se puede depositar cualquier tipo de ropa y calzado, independientemente del estado en el que se encuentre. El personal de la propia asociación se encarga de su recogida.

Este sistema de recogida selectiva abarca varios objetivos, por un lado, se logra un fin social, ayudando a las mujeres víctimas de la denominada violencia de género, y, por otro, un fin ecológico al ampliar y mejorar el sistema para el reciclaje de esos artículos.

El Ayuntamiento ha decidido entregar los primeros beneficios obtenidos por la recogida de ropa, a la asociación Apyfim Alcázar entidad que desde hace 20 años gestiona la Casa de Acogida de Segovia para mujeres maltratadas.

La Asociación destinará el dinero al mantenimiento de la Casa de Acogida, un inmueble con capacidad para atender a 10 personas.

La Casa de Acogida para mujeres maltratadas es un servicio social de carácter asistencial cuya finalidad es acoger a mujeres solas o acompañadas de sus hijas/os en situación de violencia física y/o psicológica, social y jurídica.

Cuatro son los objetivos mediante los que se hace operativa la finalidad de la Casa de Acogida: acoger temporalmente a las mujeres solas o acompañadas de hijas/os que se encuentren en situación de indefensión por causas de violencia física o moral; hacer posible que las mujeres acogidas dispongan de un espacio y de tiempo para poder reflexionar sobre su situación personal y reconsiderar hacia dónde orientar su futuro modo de vida; estimular y promover la autoestima personal, de las mujeres en acogida, facilitando su acceso a la educación con la que obtener las habilidades sociales y los recursos suficientes para enfrentarse a las situaciones que se puedan plantear; y asesorar y facilitar los medios básicos que les ayuden a su reintegración social.

Apyfim Alcázar nacía en 1985 como instrumento de participación y acción social para promover, defender e informar a las mujeres de sus derechos y participar en la creación de los mismos, ya que, en esos momentos, no se reconocía a las mujeres los mismos derechos que a los hombres ni por ley ni en la realidad.

Por entonces, ya se constataba la existencia de la violencia ejercida sobre las mujeres, una lacra que 25 años después no ha sido erradicada.

Apyfim Alcázar está al servicio de las mujeres a las que ofrece desde formación laboral y ocupacional, a asistencia social y humana, asesoría jurídica, y orientación pedagógica, así como su colaboración en pro de las mujeres con problemas y de sus hijos.