50 años de campañas, de controles de alcoholemia, de velocidad, 50 años aconsejándonos sobre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer al volante, en la carretera. 50 años cuidando de los que nos ponemos en marcha, los que viajamos, los que cogemos el coche. 50 años de campañas como ésta, y como ésta, que han conseguido que por fin se nos meta a todos, o a casi todos (siempre habrá irresponsables), en la cabeza que alcohol y conducción no es una buena suma, que tienes que ponerte el cinturón, que los niños tienen que ir sentados en una sillita especial, que en la moto siempre siempre hay que llevar casco, que al peatón hay que respetarlo. La DGT y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil cumplen hoy 50 años de vida, curiosamente, 50 años salvando vidas.

 

Y así se ha celebrado hoy en la Casa de los Picos de Segovia, junto con la subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, y el Alcalde de la ciudad, Pedro Arahuetes en un acto que ha contado también con la intervención del jefe provincial de Tráfico, Mariano Fernández, y del capitán del Subsector de Tráfico en Segovia, Jesús García Aller. La subdelegada ha destacado en su discurso que este año, las carreteras segovianas no registran ningún punto negro.

El acto también ha servicio para presentar la exposición itinerante ‘1059-2009. Haciendo seguridad contigo’, de la DGT y que permanecerá en la Casa de los Picos hasta el próximo 26 de noviembre. La exposición muestra cómo han evolucionado los vehículos en estos 50 años, o cómo han cambiado los permisos de conductor y las propias carreteras.

Además, cuatro personas, jubilados o en activo de la Jefatura Provincial de Tráfico y de la Agrupación de Tráfico, han recogido diplomas en representación de las personas que han trabajado en la provincia en este medio siglo en ambos organismos.

 

18 muertos en accidentes de tráfico

En lo que llevamos de año, 18 personas han perdido la vida en las carreteras segovianas, cinco por atropello, siete más que en 2008 por estas fechas. Unos datos terribles que sin embargo contrastan con el número total de heridos, 337 hasta el 1 de noviembre, un 26 por ciento menos que en el mismo periodo del año pasado (con 456). También es menor el número de accidentes, 831 frente a los 1.006 de 2008.

 

Historia de la DGT y la Jefatura de Tráfico

La DGT nació a finales de 1959 con el nombre de Jefatura Central de Tráfico, con cometidos centrados principalmente en gestiones administrativas. A lo largo de este medio siglo, sus funciones se han ido ampliando y en la actualidad aborda un amplio abanico de asuntos (control, gestión, información y seguridad de tráfico; formación de conductores; educación vial; investigación de accidentes…). Este cambio fue parejo al social, que conllevó un sensible incremento en el censo de conductores y en el parque de vehículos.

La Jefatura Central de Tráfico se creó con el fin de unificar las competencias hasta ahora dispersas en otros organismos de la Administración y atender al incremento de vehículos que circulaban por toda España. La ley que regulaba la jefatura fue la 47/1959 de 30 de julio. El organismo nació dependiente del entonces Ministerio de Gobernación, hoy Ministerio del Interior, con la idea de ser el único competente para la dirección y coordinación en materia de circulación y transporte por carretera, para la vigilancia del tráfico y ostentaba la potestad sancionadora de las infracciones. El Ministerio de Obras Públicas tenía competencias en materia de infraestructuras y el de Industria, en todo lo relacionado con el vehículo, incluida la declaración de aptitud técnica de los conductores, hasta que en 1967 esta competencia fue cedida a la DGT.

La capacidad sancionadora en materia de Tráfico la tenían los gobernadores civiles en su circunscripción territorial; y la vigilancia del cumplimiento de las normas recaía en la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que sustituyó al Cuerpo de la Policía Armada y de Tráfico. Para llevar a cabo todas las disposiciones que otorgaba la ley de 1959, fue necesario crear las jefaturas provinciales.