El pasado año se recogieron 22.779 toneladas de basura en los contenedores distribuidos por Segovia frente a los 26.967 de 2008.

Según los datos, la media se sitúa en 412 kilos por habitante y año, en 2011, frente a los 474 kilos de hace tres años.

Los segovianos hemos reducido las basuras en los últimos tres años, entre 2008 y 2011. En ese periodo, además, los Puntos Limpios han incrementado en 3.000 el número de usuarios.

Los vecinos de la ciudad contamos con 1.936 contenedores, repartidos por todos los barrios de la capital, la entidad local menor de Revenga y los barrios incorporados, donde depositar los residuos que generamos.

De ellos la gran mayoría están destinados a material orgánico-resto, 1.022. Le siguen los 242 contenedores azules para papel y cartón, los 238 donde depositar los envases ligeros, los 216 para vidrio y los 171, de color rojo, para pilas. A estos se incorporaron, en junio de 2008, los 25 contenedores para ropa y calzado usados, y este mismo año, los 22 naranja en los que ya se pueden echar, en las botellas de plástico correctamente cerradas, el aceite doméstico.

Además, la ciudad cuenta con dos Puntos Limpios Fijos (el Peñigoso en la carretera de Arévalo y el Vallejuelo en la calle Guadarrama) y un Punto Limpio Móvil (que recorre todos los barrios siguiendo un calendario preestablecido) que han ido ganando en usuarios en los últimos tres años. Así, de los 15.353 usuarios en el 2008 se ha pasado a los 18.303 en el 2011, cerca de 3.000 personas más que se han acercado a estas instalaciones para depositar sus residuos.

Como dato curioso, señalar que el 47% de lo depositado en el 2011 en los dos Puntos Limpios Fijos han sido escombros (427 toneladas), seguido con un 18% por madera y restos de poda (159 toneladas) y la chatarra con un 9% (80 toneladas).

Al Punto Limpio Móvil los segovianos han llevado, sobre todo, aceite usado, un 46% del total de los residuos depositados, pilas un 17% y pequeños electrodomésticos un 10%.