La campaña de vacunación frente al virus de la gripe y el neumococo comenzará en Castilla y León el próximo lunes, 22 de octubre, y se extenderá hasta el 30 de noviembre y, al igual que en años anteriores, será de carácter “universal, voluntario y gratuito” para los ciudadanos protegidos por el sistema que pertenezcan a los grupos de riesgo y a la población diana. Así lo  ha explicado el consejero del ramo, Antonio María Sáez Aguado, quien ha precisado que en este campaña se incidirá en la vacunación de pacientes crónicos y profesionales sanitarios, con el fin de alcanzar una cobertura del 30 por ciento en este último grupo que aún registra tasas bajas, del 25 por ciento en la pasada campaña. La provincia de Segovia recibirá 38.220 dosis.

En todo momento, el consejero ha defendido la voluntad de la Junta de mantener la gratuidad de estas vacunas, así como las incluidas en el calendario infantil, ante los rumores que indican que podrían suprimirse. “Es algo irrenunciable para la Junta de Castilla y León y para la Consejería” por la eficiencia de los programas de vacunación que son “las intervenciones más eficaces dentro del contexto de la salud pública, frente a cualquier otro tipo de prestación o servicios”, ha dicho en declaraciones recogidas por la agencia Ical.

Para la compra de las 700.000 dosis de vacunas antigripales (365.000 reforzadas para los mayores de 70 años y 3350.000 de virus fraccionados para los menores de esta edad), la Consejería ha contado con un presupuesto de 3,4 millones de euros, entre los que se incluye la partida de 45.000 dosis de vacunas contra el neumococo (440.388 euros). En el caso de la inversión de vacunas para la gripe, con 2,97 millones, Sanidad ha rebajado un 7,5 por ciento la factura, ya que ha recurrido a la compra centralizada junto a otras 13 autonomías y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Por lo que respecta a la evolución del virus de la gripe, el consejero ha confiado en que la incidencia y virulencia sea similar a la de las campañas anteriores. Cabe recordar que en la temporada 2011-12 fue moderada y estuvo asociada a una circulación predominante de virus de la gripe A (H3), con una contribución creciente de virus de la gripe B, especialmente en la segunda mitad de la temporada gripal. En concreto, la tasa de incidencia global de gripe comenzó su ascenso a mediados de diciembre y alcanzó el pico máximo de incidencia en la semana del 13 al 19 de febrero con 251,24 casos por 100.000 habitantes.

 

Grupos recomendados

Entre los grupos a los que se indica la vacunación se encuentran los mayores de 65 años; adultos y niños mayores de seis años con enfermedades crónicas; niños y adolescentes de entre seis y 18 años que perciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; así como personas que trabajen en centros o instituciones geriátricas, de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos físicos).

También, personas con discapacidad y/o déficit cognitivo, tales como aquellas que padezcan síndrome de Down o demencias; las personas con obesidad mórbida y las mujeres embarazadas en cualquier momento de la gestación. Asimismo, la Consejería de Sanidad recomienda que se vacunen los grupos de servicios esenciales (bomberos, Policía y Protección Civil); trabajadores de granjas y mataderos de aves y relacionados con el medio ambiente; profesores de infantil y trabajadores de guarderías; empleados públicos en contacto con la población y el personal sanitario de atención Primaria, Especializada y Servicios de emergencias.

 

Cita previa e información

El consejero solicitó a la población que pida cita previa para vacunarse en su centro de salud, con el fin de que la campaña se desarrolle de manera escalonada y se haga un uso racional y adecuado de los servicios asistenciales.

Toda esta información se puede ampliar en el portal sanitario de Castilla y León. Además, se ha editado cartelería y folletos para la población general, sanitarios y empleados púbicos. También, en colaboración con el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla y León, desde las oficinas de farmacia se dispensará información.

 

Balance de la última campaña

Durante la última campaña, en Castilla y León se vacunaron más de 591.000 personas, exactamente 591.184, cifra que incrementó en casi 11.000 la cifra de vacunados respecto al ejercicio anterior. Esto supone que el 23,11 por ciento de la población total castellana y leonesa accedió a esta estrategia preventiva de salud pública, frente al 22,71 por ciento de 2010. Por grupos de edad, la Comunidad incrementó ligeramente los datos referidos a personas mayores de 65 años, con un 70,78 por ciento frente al 70,46 de la temporada pasada, lo que ya entonces le sirvió para ser la primera comunidad autónoma española en vacunación de dicha horquilla poblacional.

También, durante la última campaña, en la que la vacunación del personal sanitario fue uno de los ejes de actuación más destacados por la Junta, uno de cada cuatro trabajadores de Sacyl -exactamente, el 25,36 por ciento- se vacunó frente al virus de la gripe, porcentaje que superó al 21 por ciento de 2010