La reducción del 35% del presupuesto dedicado a la investigación científica para el trienio 2012 – 2014 por parte de la Junta de Castilla y León, pasando de ser de 2.825.570 de euros a 1.825.570 de euros, deja sin financiación a 340 grupos de investigadores de la Comunidad, según asegura la agrupación local salmantina Izquierda Republicana en base a la resolución publicada el pasado 20 de agosto en el Boletín Oficial de las Cortes de Castilla y León.

De los 88 proyectos que sí superan los requisitos para recibir fondos de la Comunidad, 22 de ellos se han quedado sin financiación tras este recorte realizado por la Junta de Castilla y León, por lo que finalmente sólo recibirán cobertura económica 66 proyectos de investigación. Ningún proyecto del área de humanidades o de ciencias sociales está entre los seleccionados.

Según informa Izquierda Republicana, “estos nuevos recortes en investigación, que se suman al desmoronamiento de un 25% del presupuesto en I+D del Gobierno central, ponen a la ciencia al borde del colapso y amenazan con expulsar del país a una generación entera de científicos que, al no encontrar aquí capacidad de desarrollar sus proyectos, tengan que continuar con su carrera investigadora en el extranjero”. La asociación de Salamanca prosigue asegurando este recorte “socava gravemente las posibilidades de articular un sector potente dedicado a la investigación en Castilla y León que siente las bases de un modelo productivo sostenible en el que la innovación, posibilitando el desarrollo de una economía basada en el conocimiento para garantizar el bienestar y así dejar atrás el modelo actual basado en la construcción que nos ha llevado a la aguda crisis que padecemos”.

 

La situación de las universidades

La reducción del presupuesto destinado a financiar proyectos de investigación científica también agravará los desequilibrios que afectan a las universidades castellanoleonesas, “que quedan muy alejadas de los puestos de cabeza en todas las clasificaciones nacionales e internacionales”, manifiestan fuentes de Izquierda Republicana.

Por último, esta asociación reclama a la Junta de Castilla y León que reconsidere sus actuales planteamientos para evitar comprometer el futuro de los investigadores, de las universidades y, así mismo, de todos los ciudadanos castellanos y leoneses.