La Junta de Castilla y León aporta 96.448,98 euros para garantizar el suministro de agua en poblaciones con escasez y falta de calidad de la misma. La subvención se suma a la aportación que efectuará la Diputación por importe aproximado de 48.200 euros y que, en conjunto, financiará en un 75 por ciento el gasto a que han tenido que hacer frente 17 municipios de la provincia hasta el día 31 de octubre de 2011. De estos, 13 por problemas de calidad en el agua (arsénico, nitratos) y 4 por situaciones puntuales de desabastecimiento. Para agilizar los procesos la Diputación también subvenciona con 40.311,16 euros, con el fin de proceder al pago del 25 por ciento comprometido por la Diputación con los municipios que han remitido la documentación correctamente.

A través del denominado «convenio de sequía», se apoya a los ayuntamientos que han tenido que hacer frente al suministro de agua potable en época estival y en momentos de desabastecimiento como consecuencia de falta de caudal, contaminación en las fuentes de suministro y/o averías en los sistemas de abastecimiento. El suministro se ha realizado mediante cisternas o agua embotellada según las exigencias del Programa de vigilancia sanitaria del agua para el consumo humano de Castilla y León y a lo dispuesto en el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad de las aguas para consumo humano. Será subvencionable, por lo tanto, el coste dedicado al abastecimiento de la población afectada, referida a las necesidades de abastecimiento exclusivamente humano y a los precios de mercado.