En los puntos de encuentro familiar, que la Asociación para la Protección del Menor gestiona desde 1994, se ofrece un lugar de reunión neutral a las parejas separadas y a las familias en crisis para garantizar el derecho de los hijos a mantener relaciones con sus familiares a la vez que se presta el apoyo de profesionales cualificados.

El Consejo de Gobierno ha acordado una partida de 1.360.000 euros a la Asociación para la Protección del Menor (Aprome) para financiar durante 2011 los gastos de funcionamiento de los 16 Puntos de Encuentro Familiar de Castilla y León.

Según la Junta, en estos lugares se pueden llevar a cabo los encuentros con garantías de seguridad para el menor y madre o el padre vulnerable. Así, se favorece y garantiza el derecho del menor a mantener la relación con ambos progenitores, siempre que con ello se contribuya a su buen desarrollo psíquico, afectivo y emocional.

Entre 2003 y 2010 se ha atendido en los Puntos de Encuentro a 8.476 familias y 11.846 menores y se han llevado a cabo más de 423.000 intervenciones. El pasado año 2010 se atendió a 1.534 familias y 2.125 menores, con un total de 104.840 intervenciones. La Junta de Castilla y León ha financiado entre 2007 y 2011 este programa con más de 5,5 millones de euros, incluida la subvención aprobada hoy.

Los Puntos de Encuentro Familiar están ubicados en Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, que dispone de dos centros, Zamora, Aranda de Duero y Miranda de Ebro en Burgos, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo en León y Laguna de Duero y Medina del Campo en Valladolid.