María de Frutos Provencio cumple 104 años y su secreto es “trabajar mucho y comer poco”. Así se lo ha señalado al presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, en la entrega que éste le ha hecho de un diploma que le acredita como la residente de mayor edad. María lleva desde el mes de febrero en el Centro de Servicios Sociales La Fuencisla donde reside desde esa fecha con total normalidad e independencia, después de alternar la misma entre los domicilios de sus hijos en Barcelona, Lugo y Encinas, municipio de la que es natural. ¡Muchas felicidades María!

DEJA UNA RESPUESTA