Los segovianos han depositado en los contenedores naranjas de la vía pública desde que se instalaran hace un mes, un total de 1.480 litros de aceite usado. Además, según informaron fuentes municipales, en los dos puntos limpios fijos y el punto limpio móvil se han depositado un total de 775 litros durante el mes de marzo.

Para incrementar el uso de los contenedores, gestionados por la empresa Apadefim 2000 SLU, la Concejalía de Medio Ambiente ofrece a las asociaciones de vecinos la posibilidad de explicar, directamente a los segovianos, el funcionamiento de este servicio así como las ventajas de un buen reciclado del aceite doméstico usado. Hasta la fecha las asociaciones de El Salvador y San José se han sumado a esta campaña informativa y de sensibilización, y sus vecinos han recibido un embudo con el que introducir el aceite usado en las botellas de plástico que son las que se depositan en los contenedores.

Las mismas fuentes recuerdan la importancia de que el aceite ha de depositarse, tanto en los contenedores naranjas como en los distintos puntos limpios, dentro de botellas de plástico perfectamente cerradas con tapón de rosca para evitar que el aceite se salga y facilitar las tareas de recogida.

 

22 contenedores

En la actualidad, los segovianos disponen de 22 contenedores repartidos por la ciudad, barrios incorporados y entidad local menor de Revenga. Ninguno en el Casco Antiguo donde sus vecinos pueden entregar el aceite, los jueves, en el Punto Limpio Móvil.

En el barrio de San Lorenzo se encuentran en la Calle Las Nieves (junto al CEIP Martín Chico) y en la Vía Roma (esquina con la Calle Riaza). En San Marcos en la Carretera de Arévalo (esquina con la Calle Segundo Rincón). En San Millán en la Plaza del Doctor Gila y el Paseo de Ezequiel González (esquina con Calle Barreros).

En Santo Tomás en la Calle El Roble (junto a los Jardinillos de San Roque), en Santa Eulalia en la Calle Jardín Botánico (esquina con Calle Perucho), en El Salvador en la Plaza del barrio (junto al Instituto Ezequiel González) y Calle de Los Castillos (esquina con la Calle Torreón).

En el Cristo del Mercado en la Avenida de la Constitución (esquina con la Calle Ribera) y en el Paseo de Obispo Quesada (esquina con la Calle Doctor Víctor Sanz Gómez) y en el barrio de La Fuentecilla-Puente de Hierro se encuentra en la Carretera de Villacastín (esquina con Calle Buena Vista).

En Nueva Segovia se encuentran en las calles Baltasar Gracián (esquina con Calle Dámaso Alonso) y Vicente Aleixandre (frente al nº 12). En San José-El Palo en la Calle Capitán Perteguer (esquina con Calle Comandante González) y en la Carretera de Valdevilla (frente al nº 46) y en el Barrio de La Albuera en la Calle Andrés Reguera Antón (en la entrada del patio del Mercado de La Albuera).

En el Barrio Incorporado de Revenga se encuentra en la Carretera de San Rafael (frente al nº 36), en el de Fuentemilanos en la Plaza del Ayuntamiento, en Zamarramala en la Calle Carretas (esquina con la Calle Real), en Madrona en la Calle Las Eras (junto al Parque de Las Eras) y en Hontoria en la Calle Bernardo Romero (esquina con Calle Las Angustias).

 

La importancia de reciclar

Depositar el aceite en los contenedores evita que llegue por el desagüe de los domicilios a la red de alcantarillado donde al juntarse con detergentes forman cúmulos sólidos de jabón que ocasionan atascos en las tuberías de la red general, además de malos olores y de poder servir de alimento a los roedores. También provoca problemas en el funcionamiento de la Estación Depuradora de agua donde ocasiona averías y acorta la vida de las instalaciones y, por supuesto, en los ríos alterando el ecosistema. La colaboración de todos puede evitar situaciones como éstas.