Inquietos y preocupados. Así se encuentran los usuarios de AVANT ante las informaciones, publicadas en los medios, y que no han conseguido confirmar en el Ayuntamiento, sobre los posibles cambios de horarios en el servicio de autobuses que unen la capital con la estación Segovia Guiomar. A través de une escrito al concejal de Transportes, un escrito sin respuesta aún, piden al edil que conozca la realidad de los viajeros para no impedir que puedan compaginar su vida personal con la profesional.

Además, han registado otra carta (respaldada por 300 firmas de usuarios), igualmente sin respuesta, en la que reclaman que, ante los planes del Ayuntamiento de Segovia de reestructuración de los trayectos y horarios de las líneas de autobús 11 y 12 que, dicen, “van a suponer un perjuicio grave a los usuarios del mismo, que viene a sumarse a las incomodidades que el actual estado de los autobuses producen en aquellos, se propone que se mantenga el actual servicio prestado por ambas líneas y que en todo caso se realicen los ajustes pertinentes para ceñir los horarios de salidas y llegadas de los autobuses de ambas líneas a las salidas y llegadas de los trenes, de forma que cada tren (o trenes coincidentes en intervalos cortos) tenga su debida correspondencia”.

En el escrito, aseguran que “a supresión de una línea no sólo dejaría desatendida la parte de la ciudad a la que ahora da servicio, obligando a muchos viajeros a efectuar una nueva correspondencia con otras líneas, sino que, además, originaría un aumento del tiempo de trayecto de la otra línea, una masificación de las unidades de transporte y un aumento de los tiempos totales de trayecto desde la estación al puesto de trabajo viceversa”.

Por otro lado, respecto a la posibilidad que se ha apuntado de servicios de autobuses mediante una cadencia de 15 minutos, consideran que “resultaría también un aumento del tiempo de espera, quedando totalmente desvinculados los trayectos de los autobuses de las salidas y llegadas de trenes”.

Recuerdan que el servicio de autobuses es un servicio “complementario” que, en el caso de Segovia es “obligado por la mala ubicación de la estación donde se realizan las correspondencias de transportes”. Los usuarios, en su escrito, recuerdan que se trata de un servicio que es utilizado diariamente por un número fijo de viajeros (trabajadores y estudiantes, principalmente) y, también, lo es por gran número de turistas que, seguramente, son atraídos por la facilidad que se publicita de cercanía desde Madrid mediante un transporte rápido.

Usuarios ‘pacientes’

En el escrito remitido al concejal de Tráfico aseguran que han sido “muy pacientes” con las incomodidades de un servicio y, añaden, “con unos cánones de eficacia aceptables, al menos en los horarios de mayor afluencia de viajeros. Cosa distinta es la correspondencia devautobuses con trenes fuera de las horas punta, ya que, en muchos casos, es inexistente.Las incomodidades son referidas al estado y funcionamiento de las unidades de autobús: sinvcalefacción en invierno, sin aire acondicionado en verano, con goteras los días de lluvia,vpuertas rotas, ruido, etc. Si esta situación ya denota una falta de atención a estos viajeros, elvsuprimir parte del servicio sería un nuevo agravio a los mismos”.