Este sábado 27 de Febrero ocurrirá en España un fenómeno llamado ciclogénesis explosiva. Muchos os preguntaréis que es y cómo se forma. El cambio llegará en la madrugada del sábado a Canarias y desde el mediodía a la Península.  Este fenómeno también llega a Segovia. Será una borrasca de una evolución muy rápida y una intensificación muy fuerte, que dejará vientos muy fuertes en las islas occidentales.

Una Ciclogénesis no es más que:

Como su nombre indica es básicamente una ciclogénesis pero que sucede rápida e intensamente. Es decir, la depresión o ciclón en superficie puede formarse aparentemente en un espacio muy corto de tiempo, convirtiéndose en una borrasca (caso de latitudes medias) muy violenta y adversa en cuestión de pocas horas. El término general usado para estas depresiones que se profundizan muy rápidamente, es de “bomba” meteorológica.

La definición de bomba, ciclón o borrasca explosiva es aquella borrasca cuyo mínimo depresionario la presión baja 24 mb en 24hrs, o menos. Esta definición suele establecerse o referirse a latitudes altas, alrededor de los 55º-60º ya que los procesos ciclogenéticos están influenciados por la rotación de la Tierra. Las ciclogénesis explosiva suceden con frecuencia en el Atlántico y Pacífico.

Para nuestras latitudes, 45º Norte, la definición se relaja en caídas de presión del orden de 18 – 20 mb en 24 hrs. Mejor que esta definición “encorsetada”, los meteorólogos suelen trabajar con otra, sin umbrales tan fijos como los anteriores pero donde los procesos físicos que controlan el desarrollo explosivo son los mismos.

 

¿Cómo se forma ?

No es una respuesta fácil e inmediata. Si nos restringimos a latitudes medias y en términos generales, para que se produzca una bomba deben coexistir, de forma oportuna, sincronizada  y a distancia, una borrasca o vagada de presión en niveles bajos “incipiente”  que interacciona positivamente con otra de niveles altos, digamos 300 mb y que suele estar lejos de la primera, para producir  entre ambas una profundización o amplificación explosiva del sistema depresionario en niveles inferiores en un corto periodo de tiempo.   

Pues bién en España el último precedente que tenemos fue Klaus. Esta ciclogénesis ocurrió entre el 22 y 25 de Enero dejó en España pérdidas humanas y una gran cantidad daños materiales. Concretamente en Segovia, dejó rachas de 107 Km/h y en Cerezo de Arriba de 198km/h. Esta próxima ciclogénesis promete ser mucho más violenta.

DEJA UNA RESPUESTA