El Real Decreto 866/2010, que amplía la lista de modificaciones en los coches que deben certificarse, entró en vigor el pasado día 14 de enero y que no permite transformación alguna previa a la matriculación definitiva del vehículo. Esta regularización del tuning llega en un momento en el que, a pesar de la crisis, esta modalidad sigue teniendo muchos adeptos en el territorio español, con más de 165.000 modificaciones de vehículos al año. Con el nuevo procedimiento de reformas, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio pretende crear un marco que posibilitará esta actividad y aumentar la seguridad de este tipo de coches.

Con el objetivo de promocionar el tuning de calidad, diversas asociaciones vinculadas a este colectivo decidieron organizarse en la Federación Española de Tuning, Reformas y Homologaciones, organización sin ánimo de lucro que tan sólo persigue que los aficionados puedan disfrutar de un tuning de calidad, dando servicio tanto a los socios, como a los no socios. Un segoviano, Miguel Mora, es su secretario y habla para Segoviaudaz de sus impresiones sobre la nueva normativa.

Mora define el tuning como “la reforma activa y pasiva de la seguridad del vehículo, con carácter aerodinámico y de adherencia”. Según sus propias palabras, esta ley está aun “en pañales y tiene un concepto desacertado“. Desde la Federación Española se está realizando una consulta a las ITV´s a nivel nacional, pero de manera particular, ya que cada ITV da un plazo diferente para ajustarse a la nueva reforma. “Algunas nos dan 1 semana para pasarlo y otras 6 meses”, fanifiesta Mora, que en el día de ayer lanzó un comunicado a todas las ITV´s nacionales para conocer los plazos de adecuación a la ley. 

¿Qué novedades pide este decreto?

Miguel Mora asegura que “lo que nadie pide en Europa, que se vuelva a homologar una pieza que ya está homologada de fábrica”. Una de las grandes quejas de los profesionales del tunning es que todas las piezas con Contraseña “E”, que son permitidas y aceptadas en toda Europa, a partir del día 14 ya no lo son en España y eso “va contra las directivas de Bruselas y la ley de libre mercado común”, afirma Mora, quien no descarta tomar acciones legales contra el Ministerio, aunque desde la Federación Española de Tunning asegura que “primero vamos a intentar hablar con los estamentos europeos correspondientes y con la Federación Europea de Tuning”.

Desde su punto de vista, Mora no cree que esta normativa vaya a suponer el final del tuning, pero “sí repercutirá en multitud de empleos y pequeños talleres, para los que esta práctica supone un incremento en su facturación”, asegura el secretario de la federación, “repercutirá negativamente en chapistas, pintores y transportistas”. Mora manifiesta así mismo su descontento con el Ministerio ya que “ha hecho a nivel particular una ley sin contar con ninguna asociación y sin preguntarle a las federaciones“.

Además cabe señalar que esta modificación del Ministerio de Industria va a encarecer el precio de las nuevas pruebas técnicas y de los informes de laboratorio, llegándose incluso a triplicar en determinadas piezas. Miguel Mora manifiesta que “hay muchas empresas especializadas que se gastan mucho dinero para que se homologuen unas piezas válidas para coches concretos y que pasan todos los controles de seguridad necesarios, al igual que en el montaje de los mismos por talleres especializados. No tiene sentido que esta ley no les dé paso“.

Por otro lado, el secretario de la Federación Española de Tuning, Reformas y Homologaciones, entiende que se quiera perseguir a aquellos que hacen piezas “artesanales”, sin seguridad ni control de ningún tipo, pero “lo que no se entiende es que esta ley no permita las piezas de grandes fabricantes que, a nivel europeo, han pasado incluso controles más restrictivos que en España“.

 

En la parte inferior puedes descargar y consultar el texto completo del nuevo decreto Ley sobre el tunning.

DEJA UNA RESPUESTA