“Abril” se ha convertido en la gran protagonista de la residencia de mayores La Alameda de Nava de la Asunción. Es una perrita labrador, adiestrada para saber reaccionar a respuestas físicas, verbales o emocionales de los residentes. Dados los buenos resultados de la terapia iniciada con esta perrita, la dirección del centro ha optado por dar continuar a la labor que hace “Abril” en la residencia.

Pasar un rato con ella es una de las actividades preferidas por los residentes que, recientemente, también han recibido la visita alumnos de 1º de Bachillerato del IES Jaime Gil de Biedma con los que comparten juegos y charlas en un intercambio generacional en el que unos y otros se enriquecen con experiencias mutuas.

Otra de las actividades que más motiva a los residentes es el taller de pintura. La acuarela o la témpera les sirven para echar a volar su imaginación y realizar creaciones artísticas que sirven de decoración para sus habitaciones o espacios comunes del centro.

Dentro de las actividades que realiza el voluntariado, programa impulsado desde el CEAS de Nava de la Asunción, la más esperada es el bingo, un juego donde el premio no es lo más importante, ya que se trabaja la memoria y el tiempo de reacción potenciando la estimulación cognitiva.

Las salidas fuera del centro han estado relacionadas con una de las profesiones más compartidas por los residentes como es la de resineros, por ello se han visitado las “Pegueras” de la zona Tierra de Pinares.

En cuanto a proyectos en los que se está trabajando, el centro ha participado en la II Edición de los Premios Fundación Geriátricos-SARquavitae con el Proyecto “La solidaridad nos hace grandes”.

Por último, se está trabajando en la recogida de zapatos para la exposición “Zapatos Rojos” que se inaugurará con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género, el próximo 25 de noviembre.