El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, acaba de informar de que el teniente de alcalde, Juan Cruz Aragoneses, ha sido relevado «puntual y temporalmente» de sus funciones como concejal de Urbanismo tras ser denunciado por el arquitecto, Tomás Sanz Arranz, y aparejador, Javier Lobo Pascual, (ambos involucrados en el caso de los miniapartamentos del Eresma), quienes afirman que Juan Cruz Aragoneses y su pareja están realizando una serie de reformas ‘irregulares’ en una vivienda sita en el barrio de San Lorenzo, cerca de San Vicente el Real.

Por este motivo, Arahuetes ha detallado que esta remodelación de Gobierno, en contra de lo que se ha especulado, «no es motivada por crisis económica», y así para “demostrar que algo importante en los polìticos: «transparencia, seriedad y rectitud en cada una de las acciones que llevamos a cabo”. Los hechos se remontan al mes de abril, según ha relatado el regidor, quien ha explicado que entonces se reanudó el expediente sancionador contra las personas que intervinieron en los miniapartamentos del Eresma. «Yo me abstuve, y nombré a Juan Cruz Aragoneses para la instrucción del expediente».

Se da la circunstancia de que, en estos momento el expediente se está instruyendo y que, el pasado el dia 31 de mayo, se les notificó al arquitecto de las obras de Hontanilla de Santo Domingo la propuesta de resolución que, relató, “según me informa la estructura es de aproximadamente 900.000 euros”. Arahuetes ha continuado la explicación. Tras esta noticia, «el día 1 de junio, el arquitecto y el aparejador presentan  una denuncia en urbanismo contra Juan Cruz Aragones y contra Felisa Torrego, su compañera, que viene a decir que se están haciendo una serie de obras en una casa que tienen en San Lorenzo que establecen irregularidades que se están cometiendo en esa obra que se está llevando a cabo”.

Hoy, 4 de junio, el concejal ha sido informado, conforme a la versión del alcalde,  trasladando la situación al alcalde y pidiendo su abstención a la hora de intervenir en este asunto como concejal de Urbanismo.  “No quiero que nadie pueda ni tan siquiera pensar que voy a poder intervenir (…) por este motivo (le pide Juan Cruz a Pedro Arahuetes) te pido que me liberes de mi responsabilidad en urbanismo durante la investigación de los hechos».

«Ante una denuncia de estas características y a pesar de venir de dónde viene y en el momento en qué es,  creo que ha sido acertado que por parte del concejal de Urbanismo me haya solicitado que le libere temporalmente del cargo de urbanismo, lo que le agradezco aún sabiendo que no tiene responsabilidad en los hechos denunciados y propone su liberación para que se resuelva con la mayor independiencia», ha relatado el alcalde hace tan sólo unos minutos, con gesto serio pero a su vez, tranquilo.

Desde hoy, y por decreto, las competencias de Urbanismo pasarán al concejal José Julián Llorente, mientras que Juan Cruz Aragoneses continúa como responsable de Economía y Hacienda, Tráfico y Seguridad. Aunque es pronto para conocer el tiempo que esta situación puede prolongarse, el regidor ha confiado en que los hechos sean esclarecidos con la mayor prontitud, incluso en el propio mes de junio. Además, ha anunciado que la denuncia será investigada ya que, apuntó, la reforma cuenta con la pertinente licencia municipal.

“Tengo que lamentar la actitud de algunas personas que, como creo que se va a demostrar, es entorpecer y retrasar los expedientes abiertos contra ellos utilizando armas legales con fines de retrasar e intentar buscar algún gesto o alguna reacción, o algo de nulidad de los expedientes para poder evitar ser sancionados”. «Quiero indicar que las obras que dicen que tienen algún problema de legalidad, tienen licencia municipal y se están ejecutando con arreglo a la licencia municipal y se trata de una casa preexistente, se trata de la rehabilitación de la casa”, ha sentenciado el alcalde.

 

El PP lamenta inestabilidad del equipo de Gobierno

El Grupo Municipal del Partido Popular en Segovia valorará durante la próxima semana con calma y serenidad la «reestructuración» presentada y que afecta el Equipo de Gobierno socialista del Ayuntamiento de Segovia, así como las causas de dicha «reestructuración».

En cualquier caso, el Grupo Municipal del Partido Popular cree que no es positivo, ni para el Ayuntamiento, ni para la ciudad, que el Equipo de Gobierno de un Ayuntamiento de muestras de inestabilidad en un momento de en el que las soluciones que demanda la crisis exigen precisamente lo contrario a las administraciones: estabilidad y equilibrio.