Han tomado Segovia. Las constantes lluvias y las nevadas de este invierno los han hecho aparecer por varias de las calles de nuestra ciudad. Son los socavones. Desde hace meses se multiplican por gran parte del callejero segoviano para desgracia de peatones y coches, ya que no respetan ni aceras ni calzadas.

Los agujeros están presentes tanto en vías céntricas como Fernández Ladreda o Plaza de la Artillería, como en calles más alejadas del casco histórico, como el Barrio de Nueva Segovia o La Albuera.

Desde el Ayuntamiento explican que se hace frente al problema de forma correcta y que se está procediendo poco a poco al arreglo de todo el bacheado considerado como más grave, ya que también dadas las condiciones climatológicas “no se puede acceder al terreno asfaltado hasta que lluvias, heladas y nieves no cesen”, afirma el concejal de Tráfico, Movilidad y Seguridad Ciudadana y Obras y servicios, José Llorente.

En este sentido asegura también que el bacheado se está resolviendo «según prioridades». Sin embargo, si uno pasea por las calles de Segovia los baches proliferan como hongos. Los hay nuevos, aparecidos en esta última temporada invernal, y los hay veteranos de los que salen siempre en el mismo sitio.

A este respecto, cabe decir que estos hoyos representan una amenaza para la seguridad de conductores y peatones, recordando así que tanto aceras como paso de peatones también sufren los desperfectos.

 

Vuelven los hoyos a la Estación de Autobuses

Frenar de repente, volar durante un instante y caer en golpe seco es lo que pueden hacer taxis, autobuses y coches que accedan a la Estación de Autobuses. En un segundo se dañan no sólo los neumáticos, sino también la dirección y la suspensión.

Hace prácticamente medio año que los socavones de la Estación de Autobuses de Segovia fueron reparados. Tan grandes eran que hubo que vallarlos para no perjudicar a los vehículos al acceder a dicho enclave. El problema podría estar en que estos profundos baches están degradando la zona que los rodea por lo que el firme está siendo gravemente perjudicado.

Bien es cierto, que la Estación ha sido objeto de continuas reformas en los últimos años con un gasto de más de un millón y medio de euros; sin embargo, los socavones continúan apareciendo.

Los mecánicos de talleres de reparación para coches aseguran que cada vez más los conductores tienen que cambiar sus llantas por los baches, una operación que pueden costar entre 50 y 150 euros por cada neumático, dependiendo del tipo y calidad de la rueda.

Lo peor es que muchos hoyos tienden a la reincidencia, sobre todo si los reparan con una mezcla asfáltica distinta de la del resto de la calzada o los tapan de forma pasajera.

 

¿Qué pasa en el Barrio de Nueva Segovia?

La Asociación de Vecinos del Barrio de Nueva Segovia ha expresado su descontento a través de un comunicado, por la demora en el arreglo de los baches aparecidos en un importante tramo de la calle Vicente Aleixandre, que a finales de 2009 fue asfaltada en el marco del plan de bacheo llevado a cabo por el Ayuntamiento de Segovia.

Así, el estado del firme en las zonas con un mayor deterioro empeora día tras día, ya que la calle Vicente Aleixandre es una de las arterias principales de entrada y salida al barrio por lo que soporta un gran número de tráfico diariamente.

 

«Actuaremos sobre el asfalto en cuanto escampe»

Sin embargo, el peligro de nuevos hoyos está lejos de amainar. Se mantiene la previsión de lluvia, la gran enemiga del asfalto. Además se une otras causas habituales en Segovia: un posible exceso de tráfico y terreno adoquinado. Pero también está la nieve y el hielo, en donde “elementos como la sal, resultan agresivos con elementos del firme”, añade el concejal.

“La sal es lo peor, pero de momento no existe otra solución para evitar que las calles se hielen. Es cierto que hemos probado con serrín, pero no surge ningún efecto”, afirma el concejal Llorente, quien indica que este año «ha habido un deterioro terrible, pero el fuerte temporal hace que no podamos trabajar sobre ello. En estos momentos se está procediendo a arreglar el firme de la Avenida Fernández Ladreda y en breve comenzarán las obras en la Plaza Mayor».

En este sentido, a través de un registros exhaustivo y preciso de la situación del callejero segoviano realizado a través de la Concejalía de Obras y cada policía local de cada barrio, se ha elaborado un informe para precisar cuáles son los lugares donde se necesita intervenir.

«Se está utilizando un cemento que aguanta más pero que no deja de ser apto únicamente para reparaciones, por lo que no se puede usar para calles completas ya que es un material costoso».

En este sentido, «se han renovado más de un centenar de calles segovianas en estos últimos años que podrían aguantar aproximadamente 20 años y también puedo decir que de los 100 kilómetros de red de abastecimiento y saneamiento, se han saneado en lo que llevamos de legislatura, unos 60 kilómetros, por lo que poco a poco se va avanzando y consiguiendo sanear nuestros firmes y saneamientos».

Para el bacheo general y el asfaltado completo de calles, algunas de ellas aún sin definir, a pesar de las peticiones y quejas recibidas por parte de los ciudadanos, se cuenta con un presupuesto de 225.000 euros, contando también con un fondo del Estado a través del Plan E.

Mientras tanto, se ha pasado un fin de semana donde la ‘tormenta perfecta’ ha estado presente también en Segovia, como así lo demuestran los numerosos daños ocasionados. Veremos lo que acontece esta semana. Ahora peatones, moteros y conductores, estad atentos y a conducir con ojo avizor, ya que un bache puede ser el preludio de la caída o de la visita al taller, y aunque el dicho es que ‘a mal tiempo, buena cara’, no es plato de gusto para nadie acudir al mecánico por un defecto en el terreno por el que circulamos la mayoría de los días.