Imagen de archivo.- Camiones retenidos por los piquetes en Ponferrada. César Sánchez / ICAL

La patronal del transporte segoviano ASETRA ha denunciado que un camionero segoviano fue agredido físicamente en Villacastín (Segovia). Al parecer, el transportista sufrió una agresión física, tras obligarle a bajar de su vehículo, en una rotonda en el término municipal de Villacastín y tuvo que ser atendido en el centro de salud de El Espinar.

El presidente de la Asociación de Transportistas Segovianos (Asetra), Juan Andrés Sáiz Garrido, confirmó, en declaraciones a La 8 Segovia de CyLTV, que tiene un parte de lesiones y que se presentó la correspondiente denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil. Ante la huelga nacional en el sector del transporte, Saiz Garrido, reclamó más seguridad.

Los hechos denunciados ocurrieron este miércoles cuando el conductor fue obligado a bajar del camión y después le dieron “una paliza”. El presidente de Asetra aseguró que “el que pierde las formas, pierde la razón” y reclamó más seguridad por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, para que se garantice “el derecho a poder trabajar de los transportistas segovianos”.

Sáiz Garrido lamentó los vídeos que se están difundiendo a través de las redes sociales, que “ponen los pelos de punta”, por algunas actuaciones de piquetes con ruedas rajadas en los vehículos, las lonas o ser obligados a parar. Asetra no secunda las movilizaciones que comenzaron el pasado lunes. Con una primera jornada que estuvo marcada por la normalidad, pero según van pasando los días cada vez están siendo más complicado, con un mayor número de camiones sin actividad, parados en el Centro de Transportes de Segovia.

El director general de Asetra, Fernando García, también en declaraciones a La 8 Segovia, cifró en un 60 por ciento el número de camiones parados “por miedo” de los 2.000 vehículos con los que cuenta las 350 empresas asociadas del sector de las mercancías. Según García, la huelga está afectando ya de “manera inmediata a las fábricas de piensos, con desabastecimiento” y ya se han “organizado convoys para ir a los puertos a por materia prima”.

Hay transportistas segovianos con vehículos parados en el límite entre Galicia y Castilla y León, en Andalucía o en Cataluña. Los responsables de Asetra insistieron en reclamar más seguridad por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para que se puedan mover los camiones. García reconoció que, en conversaciones con la Subdelegación del Gobierno en Segovia, lograron que algunos de estos vehículos salieran de los embolsamientos.

La Asociación de Transportistas Segovianos cuenta con 350 empresas de transporte de mercancías, “grandes medianas, pequeñas y autónomos”, detalló su presidente, que, como el sector, están a la espera de las medidas que tome el Gobierno de España ante el incremento de los precios de los carburantes que es “un disparate”.

Un detenido y 12 investigados en los primeros días de huelga

Los cuatro primeros días de la huelga del transporte en Castilla y León se han saldado, de momento, según los datos que recoge Ical, con un detenido en Onzonilla (León) por un delito contra la seguridad vial al poner en «grave» riesgo a los usuarios de la vía y once investigados en León a las que se les acusa de delitos «continuados» de desórdenes públicos, daño y contra la seguridad Vial, además de otra persona en Segovia por intentar agredir a un camionero.

En la actualidad, más de 3.500 agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional trabajan en la Comunidad para hacer frente a los actos de sabotaje y garantizar la normalidad en el transporte. En este sentido, la Benemérita ha escoltado hasta su destino a más de de 1.100 camiones para suministrar fábricas, granjas y supermercados.

Imagen de archivo.- Camiones retenidos por los piquetes en Ponferrada. César Sánchez / ICAL