Amigos del jóven  asesinado  en Torrecaballeros en la manifestación /Imagen por Rosa Blanco

 

Alrededor de 300 compañeros del joven fallecido en Torrecaballeros, Carlos Z.S., de 16 años, se concentraron hoy en La Granja para expresar su rechazo a la violencia y recordarle.

El adolescente fue encontrado muerto junto a los cadáveres de sus padres en lo que parece ser el primer caso del año de violencia doméstica con resultado de muerte, después de que el padre matara con un arma de fuego a su esposa y al joven, y se quitara la vida después.

La concentración de hoy tuvo lugar en la Plaza de los Dolores del Real Sitio, ante el Ayuntamiento, convocada por el Instituto de Bachillerato ‘Peñalara’, donde el joven cursaba Primero de Bachillerato, y donde había realizado también los cursos de ESO.

Los compañeros de clase, profesores y los padres de alumnos se reunieron y permanecieron cinco minutos en silencio. También asistieron representantes del Ayuntamiento, de la Subdelegación del Gobierno, de la Junta, del Ceneam y de algunas centrales sindicales.

Posteriormente, el director del centro, Francisco Gozalo Viejo leyó un manifiesto en representación de toda la comunidad educativa, en el que advirtió de que los ciudadanos “nos estamos acostumbrando ante la repetición e inmediatez de tanto acto violento”. Por ello pidió a los gobiernos que entre sus objetivos prioritarios “esté fomentar la paz y la concordia”.

También hizo autocrítica y dijo que la “escuela es el lugar más idóneo para empezar a trabajar, desde la Educación Primeraria hasta al Universidad”. Y abogó por que en el Instituto continúen con más firmeza las actividades para la resolución de conflictos a través de la mediación y el diálogo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cientos de vecinos se manifiestan en Torrecaballeros  contra la violencia familiar /Imagen por Rosa Blanco