El Ministerio de Trabajo e Inmigración ha concedido una subvención a la Concejalía de Educación y Juventud del Ayuntamiento de Segovia para la creación y puesta en marcha de un Banco del Tiempo para la ciudad de Segovia. Esta novedosa iniciativa pretende crear una plataforma en la que los segovianos y segovianas puedan ‘comerciar’ con su tiempo, ofreciendo su ayuda y conocimientos a cambio de los de otras personas, es decir, intercambiando las horas de su tiempo.

Entre los objetivos que se pretenden cumplir con el Banco del Tiempo de Segovia está el ofrecer un marco adecuado de convivencia e integración en la población de Segovia, fomentando la participación social y la interacción entre diferentes colectivos, culturas y generaciones, creando redes de cooperación y ayuda mutua.

En palabras del Concejal de Educación y Juventud, Óscar Alonso, “Nuestro objetivo con este Banco del Tiempo de Segovia es el promover un proyecto destinado no solo a la juventud, sino a toda la población de la ciudad, con infinitas opciones y recursos, tantas como las personas quieran”, añadiendo “es un proyecto en el que el verdadero protagonista es la ciudadanía, porque ellos serán los activos del Banco del Tiempo”.

Con la creación del Banco del Tiempo las personas interesadas podrán solicitar apoyo o ayuda para cosas puntuales a otros ciudadanos o ciudadanas. Así, por ejemplo, si una persona tiene conocimientos de música, informática, cocina, etc. puede utilizar ese valor e intercambiarlos por habilidades de otras personas que, a su vez, le pueden ser útiles. No han realizado ninguna transacción económica, sólo han intercambiado su tiempo.

El Banco del Tiempo cuenta con la ventaja de fomentar las relaciones sociales y la igualdad entre distintas personas de la misma ciudad. Se plantea el uso de este tipo de economía social para solucionar diversos problemas presentes en la economía de mercado, a modo de economías complementarias o mercados alternativos. Pretende ser un espacio de intercambio de tiempo entre los vecinos de la ciudad, el cual estará situado en la Casa Joven como Centro Cívico municipal.

 

Primeras iniciativas

A finales del 2009 se realizó un estudio de viabilidad sobre la implantación del Banco del Tiempo en Segovia. El estudio, realizado por profesionales de la ‘Cooperativa Social Enproceso’, experta en redes sociales e intervención comunitaria, consistió en la realización de diversos grupos de discusión compuestos por jóvenes participantes en las actividades de la Concejalía de Educación y Juventud, diferentes entrevistas personales con agentes sociales de la ciudad, así como con diferentes colectivos interesados.

Los resultados del estudio mostraron la viabilidad y los posibles efectos positivos que tendría la creación del Banco del Tiempo para Segovia y su ciudadanía. Por ello, desde el 2009 hasta la actualidad, se han ido dando los pasos oportunos para hacer de este proyecto una realidad.

Desde hace más de seis meses se viene trabajando en la Concejalía de Educación y Juventud en este proyecto, comenzando con un análisis de la realidad, contando con la opinión de diferentes agentes sociales de Segovia y entidades interesadas. El resultado de este análisis ha sido la conveniencia y ventajas que reportaría este proyecto a la ciudad, por lo que se solicitó la subvención al Ministerio de Trabajo e Inmigración.

Actualmente y, con la subvención concedida, se trabaja para hacer realidad esta iniciativa. Entre los pasos que se están llevando a cabo o destaca la creación de una página web exclusiva del Banco del Tiempo de Segovia, para dar información a los interesados desde la red. Otra de las acciones es la creación de lazos con las entidades de Segovia que puedan estar interesadas en participar como socios colectivos. También se pretende informar a las asociaciones y entidades interesadas, para acercar la figura del Banco del Tiempo a la población.

 

En Castilla y León existen numerosas iniciativas muy similares a la que se quiere implantar en Segovia así, ciudades como Valladolid, Ávila o Zamora cuentan con un banco del tiempo funcionando actualmente. Más cercano es el ejemplo de La Losa, cuyos vecinos han creado de forma independiente un banco del tiempo para su localidad.