El Ayuntamiento de Segovia puso en marcha la segunda parte de la campaña de concienciación “Héroes cotidianos para una Segovia más limpia” el pasado mes de marzo con el objetivo de dar a conocer el nuevo punto limpio del vial Interpolígonos y de fomentar el uso tanto de esta instalación como del ya existente en Zamarramala, además del Punto Limpio Móvil y del servicio de recogida de enseres.

La campaña, de la que se hacía cargo la empresa adjudicataria del servicio de limpieza de la ciudad (FCC), incluía la edición de carteles, muppis y trípticos informativos, pero, también, el sorteo de cuatro cenas gracias a la colaboración de los restaurantes Cándido, Casares, Duque y José María, y una sesión de 80 minutos en el Hotel Spa Casa Mudéjar, entre los usuarios de los Puntos Limpios. Hoy, en el Ayuntamiento, se ha efectuado el sorteo de estos regalos. Los agraciados han sido Ana María Sanz Álvaro; Cati Matarranz Caballar; Javier Román de Miguel; Visitación Prieto; y Jose Javier Martínez, que tienen que dirigirse a la sede de la concejalía para solicitar su premio.

La Concejalía de Medio Ambiente quiere, así, incentivar el uso de los puntos limpios y del servicio de recogida de enseres.

Recordar que los Puntos Limpios Fijos que gestiona la empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria de la ciudad, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), abren al público de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 horas, y los domingos y festivos de 8:00 a 15:00 horas. Por su parte, el Punto Limpio Móvil presta servicio cuatro semanas al mes, de lunes a viernes, comenzando por la primera semana completa. En caso de ser necesario la cuarta semana se completará con los primeros días del mes siguiente.

Se trata de un calendario fijo y preestablecido que se repite mes a mes, semana a semana, día a día y hora a hora para que los usuarios tengan más claro cuando pueden hacer uso de este servicio gratuito.

Los segovianos pueden depositar, en cualquiera de los puntos limpios, electrodomésticos, aparatos electrónicos, muebles y enseres, envases de pinturas y disolventes; aceite usado vegetal y de automoción; medicamentos, aerosoles y radiografías; pilas, lámparas, bombillas y tubos fluorescentes; residuos de construcción y demolición; papel-cartón, ropa y calzado usado, metales, maderas, envases ligeros (de plástico, metal o brick), envases de vidrio y también vidrio plano.