El presidente del jurado que valora las candidaturas para la Capitalidad Europea de la Cultura de 2016, el austriaco Manfred Gaulhofer, calificó el proyecto de Segovia de “inusual”, diferente del resto de las propuestas presentadas.

En la valoración final, tras un día de recorrido por la ciudad del Acueducto, el jurado destacó como elementos diferenciadores la integración de la ciudad en el paisaje, cuyos aspectos resaltó, así como la implicación de numerosos agentes sociales y culturales en el proyecto y la extensión de la programación a territorios externos a la ciudad.

En declaraciones a los periodistas, los miembros del jurado: el austriaco Manfred Gaulhofer, la polaca Danuta Bolndifs, y los españoles Jordi Pasqual y Emilio Casinello, hicieron un balance de las 24 horas transcurridas en la ciudad y valoraron la “ambición” de los promotores para conseguir la Capitalidad Cultural.

Gaulhofer sorprendió a los periodistas cuando dijo que la propuesta “de Segovia es inusual”, por lo que fue requerido para que ampliara su definición. A este respecto señaló que la ciudad “tiene algo único que es que quiere llevar su proyecto a otros pueblos de la zona, y es algo particular no visto en otros candidatos”. En la misma línea se pronunció el representante español, Jordi Pasqual, que dijo: “No es estándar”.

Igualmente se refirieron a la propuesta ambiciosa pero pausada que se programa. “Vivimos en un mundo en el que las cosas van más deprisa, y Segovia propone un proyecto de ir más despacio y ver las cosas de otra manera”, dijo.

Gaulhofer tuvo palabras de reconocimiento para señalar el respaldo mayoritario de los agentes sociales y económicos que han trabajado para sacar adelante la candidatura. “Todos los que están detrás del proyecto están absolutamente convencidos de sus posibilidades”, dijo en presencia de algunas autoridades segovianas, entre las que se encontraban el alcalde en funciones, el socialista Pedro Arahuetes, y el candidato del PP, Jesús Postigo. “Hemos tenido la oportunidad de hablar con todos los agentes implicados, artistas, empresarios, personas del mundo de la cultura, políticos y con los ciudadanos, y ha sido muy enriquecedor”, dijo el presidente del jurado, a la vez que aseguró haber comprendido el grado de apoyo de todos los que promueven esta candidatura y de todos los ciudadanos.

 

Posición relevante

Preguntado por la posición geoestratégica de Segovia por su cercanía a Madrid, y saber si ello puede ayudar, el presidente del jurado dijo que no resulta relevante. Precisamente este es uno de los elementos que desde la ciudad se tienen en cuenta por la disponibilidad de infraestructuras de comunicación y de alojamientos.

El representante del Ministerio de Cultura, Jordi Pasqual, calificó la candidatura segoviana de “realista, solvente, y muy ambiciosa”. “Segovia es un proyecto que responde a lo que es hoy y a lo que puede ser; no es estándar, sino que muestra lo que es y lo que puede ser en 2016”. Además subrayó las sinergias con que cuenta y la “relación estrechísima con el paisaje”. 

Por su parte, la representante polaca, Danuta Bolndifs, también dijo sentirse “sorprendida” por el respaldo ciudadano de los segovianos y puso el énfasis en la “dimensión europea” que ha demostrado Segovia en referencia a las numerosas iniciativas llevadas a cabo con ciudades polacas, que también aspiran a ser ciudades europeas de la cultura. “Es una propuesta que llama la atención porque no se trata de hacer una candidatura para conseguir fondos que sirvan para crecer, sino para llevar a cabo realmente un proyecto cultural estable”, resumió.

 

El recorrido

La mañana ha comenzado con una recepción alrededor de las 10:00 horas de la mañana en el Hotel San Facundo, a la que asistían junto al actual edil en funciones de la ciudad, Pedro Arahuetes, los cabezas de lista del Partido Popular, Jesús Postigo, y de Izquierda Unida, Luis Peñalosa; el Comité Seleccionador de la Capitalidad Europea de la Cultura, se dirigía al casco antiguo de Segovia pasando por el Acueducto, y comenzando un recorrido por la calle Real con parada en la Casa de los Picos y el Torreón de Lozoya.

Tras visitar el Barrio Judío, y antes de acabar tomando una tapa en una terraza de los bares de la Plaza Mayor, el jurado ha podido disfrutar de la actividad que los niños de diferentes colegios de la ciudad llevaban a cabo en apoyo a la candidatura en la que hacían molinillos con los colores de Segovia 2016.

Poco después el teatro Juan Bravo abría sus puertas a los representantes del equipo que seleccionará la Capital Europea de la Cultura, que más tarde han asistido a una visita a la iglesia de San Juan de los Caballeros y que alrededor de las 14:00 horas han detenido el recorrido para disfrutar de una comida en el Parador de Segovia.

Ya por la tarde, la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, Maria José Salguerio, recibía al jurado en el Palacio de Quintanar, para dar paso alrededor de las 18:00 horas a una visita por el cinturón verde de la ciudad al que han podido acceder a través del autobús urbano y en el que han visitado las huertas de ocio. El recorrido ha continuado por la Casa de la Moneda, por donde han podido observar el Alcázar de Segovia, desde su parte baja, ya que curiosamente, el jurado no ha visitado este emblemático monumento segoviano.

La tarde cerraba el recorrido con la visita a La Cárcel. Segovia Centro de Creación en el que además de descubrir el proyecto Galerías, los protagonistas de la jornada han podido conocer de primera mano el trabajo de la Plataforma de Voluntariado Cultural. Finalmente, el jurado ha dado cuenta de esta visita a Segovia, de nuevo, en el Torreón de Lozoya, donde al finalizar la rueda de prensa se ha celebrado un vino español

 

Los colores 2016 inundan Segovia

Imágenes de R.Blanco y la Oficina Segovia 2016