El precio de la vivienda usada se mantuvo estable en la Comunidad durante el mes de mayo, con un ligero aumento del 0,3 por ciento respecto a abril, que elevó en cuatro euros el precio medio por metro cuadrado, hasta los 1.804 euros, según un informe de un portal inmobiliario, que desvela también que el conjunto del país también se mantuvo sin cambios de valor, con una disminución casi inapreciable del 0,1 por ciento, hasta los 2.371 euros por metro cuadrado.

Así, en la Comunidad aumentaron su precio las viviendas de la provincia de León, Palencia, Valladolid y Zamora, mientras que Segovia no varió y el resto cayeron. En este sentido, la modificación más amplia la registró Palencia, con un 1,9 por ciento más, hasta los 1.567 euros por metro cuadrado, si bien su capital bajó un 1,3 y se situó en los 1.704 euros. Le sigue León, con un 1,5 por ciento más, con 1.535 euros por metro cuadrado, mientras que la capital provincial sólo creció un 0,1 por ciento (1.834 euros).

Zamora también creció, casualmente igual la provincia que la capital, un 0,7 por ciento. En el primer caso hasta los 1.486 euros por metro cuadrado, cifra que se eleva hasta los 1.635 en la ciudad del Duero, una cantidad que sin embargo la sitúa en la tercera más barata del panorama nacional, sólo por delante de Lugo y Lérida. En Valladolid, el precio aumentó un ligero 0,2 por ciento, hasta los 1.921 euros por metro cuadrado, frente al descenso del valor en la capital del Pisuerga en un mínimo 0,1 por ciento (2.069 euros).

Asimismo, Segovia no varió en nada su precio y se mantiene, al igual que en abril, en 1.888 euros el metro, evolución en la que tuvo que ver la ciudad del Acueducto, con sólo una aumento del 0,1 por ciento, hasta los 2.418 euros, cantidad que la convierte en la ciudad más cara de la región.

Entre los descensos, el más acusado se registró en Soria, con un 1,3 por ciento menos, hasta los 1.831 euros por metro cuadrado, igual evolución que en la capital soriana, donde el precio se situó, como es lógico, en una cifra más cara: 1.976 euros por metro cuadrado. Le sigue Ávila con un uno por ciento menos (1.446 euros), mientras que la ciudad amurallada cayó hasta un 1,3 por ciento (1.725 euros por metro cuadrado).

En el caso de Burgos, la provincia disminuyó un 0,6 por ciento, hasta los 1.977 euros, caída ligeramente más pronunciada en la capital, de un 0,9 por ciento, con 2.235 euros. Por último, en Salamanca el valor por metro cuadrado fue de 2.019 euros, con sólo un 0,1 por ciento menos, mientras que en la capital esa disminución fue del 0,2 por ciento, hasta los 2.331 euros.