La ciudad de Segovia deja de abastecerse del pantano del Pontón (situado en la carretera de la Granja) para abastecerse del embalse de Revenga, “Puente Alta”, y de los acuíferos de Madrona, atendiendo a las peticiones de la Mancomunidad del Atalaya.

De esta manera, se garantiza el suministro a los vecinos de Segovia capital y se colabora con la mancomunidad formada por los municipios de La Lastrilla, San Cristóbal, Palazuelos de Eresma y Trescasas, retrasando los problemas de abastecimiento que pueda sufrir su población si el nivel de agua del Pontón sigue bajando por la falta de lluvia.

En la actualidad el Pontón cuenta con 1’1 hectómetros cúbicos de los 7’4 de su capacidad total. En el 2008, a estas alturas del año, el embalse contaba con 5’4 hectómetros.

Tomando agua de Puente Alta y de los acuíferos de Madrona el Ayuntamiento de Segovia puede garantizar el suministro a sus vecinos durante tres meses.