El informe final del Comité de Selección de la Capitalidad Europea de la Cultura, publicado ayer por la tarde en el Ministerio de Cultura español, destaca como factores diferenciales de Segovia 2016 la búsqueda de la calidad de vida de sus ciudadanos a través de la cultura, el equilibrado presupuesto y la clara estructura organizativa del proyecto, “que garantizaban la independencia del director artístico, la realización eficiente de proyectos y su evaluación” y la sostenibilidad del programa, “ya que fomenta la participación activa de todos los ciudadanos en proyectos culturales, integra bien las políticas culturales dentro de planes más amplios de desarrollo local y pretende mostrar los caminos hacia una ciudad solvente, eficiente y sostenible”.

Además, pero en línea con los comentarios hechos a las otras ciudades finalistas, destaca el lema de Segovia 2016, ‘Ciudad Laboratorio de Cultura’, un “buen programa cultural inspirado por los ejes temáticos del proyecto y “centrado en la aplicabilidad práctica de las ideas principales de la candidatura” y el apoyo unánime de todas las autoridades políticas territoriales.

El informe destaca el “esfuerzo extraordinario” hecho por todas las ciudades finalistas (Burgos, Córdoba, Donostia-San Sebastián, Las Palmas de Gran Canaria, Segovia y Zaragoza), para mantenerse fieles a los objetivos de la iniciativa, seguir los criterios clave de Dimensión Europea y La Ciudad y los Ciudadanos y tomar en consideración las recomendaciones hechas por el Comité de Selección en la fase previa de preselección.

En esa fase las principales preocupaciones del Comité hacia Segovia giraban en torno a la ausencia de un director creativo, el alto número de nuevas infraestructuras culturales planteado y la atribución propia de la ciudad como modelo para otras ciudades europeas de sus características, pequeñas ciudades patrimoniales de interior cercanas a grandes urbes y con alta presencia del entorno natural. En cuanto a los aspectos positivos, destacaba el realismo del proyecto, el análisis que había hecho de la situación de la cultura en Europa y cómo se podían reforzar lazos con otros países y el desarrollo de nuevas políticas culturales que priman la participación ciudadana.

En el informe final publicado ayer, el Comité de Selección destaca que todos sus miembros “estuvieron de acuerdo en que las seis ciudades cumplían los criterios para convertirse en Capital Europea de la Cultura”.

Anima a las cinco ciudades finalistas, “que pongan en marcha el máximo de los programas culturales presentados” “y que sigan haciendo de la candidatura un elemento central de desarrollo de la ciudad”. También anima a las autoridades españolas “a que presten un apoyo especial a los programas culturales de las cinco finalistas durante el periodo 2012-2015”.

Por otro lado, entre las recomendaciones que hace a la ciudad finalmente elegida como Capital Europea de la Cultura en 2016 el pasado 28 de junio, Donostia-San Sebastián, está que esta ciudad “se esfuerce por cooperar con las otras cinco ciudades finalistas en futuros proyectos conjuntos”.

Respecto a las últimas informaciones en las que el Ministerio de Cultura abre una investigación sobre el proceso de selección de la Capitalidad Europea de la Cultura 2016, Segovia está a la espera del resultado de dicha investigación y adoptará una postura al respecto cuando finalice la misma y le sea remitida la información.