La campaña de vacunación contra la gripe y el neumococo para la temporada 2012-2013 se ha reanudado, y se prolongará hasta el próximo 14 de diciembre, tras las dificultades provocadas por la alerta emitida por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) que ha mantenido inmovilizadas durante varias semanas las dosis de la vacuna Chiromás y Chiroflu.

El delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, ha acudido a primera hora al Servicio Territorial de Sanidad para vacunarse y anima a todos los ciudadanos que todavía no lo han hecho a pedir cita para recibir la vacuna en su centro de salud. Tras el restablecimiento de la normalidad, la Consejería de Sanidad vuelve a insistir en la importancia de vacunarse contra el virus de la gripe para evitar el agravamiento de otras patologías y la mortalidad relacionada con esta afección, así como en el objetivo de lograr la elevada cobertura vacunal alcanzada durante los últimos años, una garantía para la protección de la salud de los ciudadanos.

Hasta el 26 de noviembre, se han suministrado en la provincia de Segovia alrededor 17.000 vacunas y la previsión de vacunación en toda la campaña es alcanzar en torno a las 30.000 personas. En este momento, se dispone de 10.000 nuevas dosis que desde el Servicio Territorial de Sanidad se están distribuyendo en los puntos de vacunación de la provincia, y en los próximos días se recibirán otras 3.000.

En Castilla y León se habían adquirido 365.000 dosis de Chiromás para cubrir las necesidades de vacunación de las personas mayores de 70 años e institucionalizadas mayores de 65, de las que quedaron inmovilizadas 300.000. Aunque al principio se mantuvo la campaña de vacunación para todos los grupos diana utilizando la vacuna antigripal fraccionada Fluarix (con la que se estaba vacunando al resto de la población), a partir del 7 de noviembre tuvo que aplazarse parcialmente la vacunación y priorizar al personal institucionalizado en centros residenciales (en Segovia, unas 3.000 personas), personal con patologías de riesgo, embarazadas y sanitarios que trabajaran en unidades de alto riesgo.

El pasado 21 de noviembre la AEMPS decidió desinmovilizar dos lotes de Chiroflu, que aunque no era el tipo de vacuna adquirida en Castilla y León sí que ha permitido abastecer a la comunidad de vacuna antigripal con dosis suficientes para continuar con normalidad la campaña. Por ello, todo el que desee vacunarse puede pedir cita previa en su centro de salud.