Ofrecer una visión original y diferente de los entornos naturales era uno de los objetivos de la Concejalía de Educación y Juventud al incluir en el programa de actividades de «Segovia Joven Verano 2013» dos rutas de senderismo nocturno.

Más de medio centenar de personas, de diferentes edades, se sumaban a esta iniciativa y tenían la oportunidad de conocer de manera diferente los valles del Pirón y del Clamores-Eresma.

Alrededor de 35 personas recorrían las márgenes el río Pirón desde Peñarrubias hasta las inmediaciones de la Cueva de la Vaquera, un recorrido de gran interés biológico, geológico y cultural en el que los guías de la empresa «Tenada del Monte» iban explicando los diferentes aspectos de la senda como los orígenes de la fuente de Covatillas, los diferentes caseríos y molinos que existieron y existen en la zona, y la fauna o la flora.

La segunda ruta propuesta estaba dirigida a las familias segovianas con niños de entre 8 y 17 años. Unas 20 personas se sumaban a este paseo por los valles del Clamores y del Eresma. En este caso, además de disfrutar de la puesta de sol desde los altos del Parral, el grupo conoció la fauna de la zona, especialmente avícola, y la flora de los valles, para terminar recorriendo y conociendo la Senda de los Molinos.

Además de proporcionar una visión diferente de los entornos naturales segovianos, con esta iniciativa la Concejalía de Educación y Juventud pretende promover el deporte como alternativa para el tiempo libre que sirva, a su vez, para fomentar un estilo de vida saludable y activo entre los jóvenes de Segovia.