La Junta de Gobierno Local de Segovia aprobó hoy la resolución de la Concejalía de Patrimonio Histórico de la convocatoria de subvenciones para la rehabilitación de los inmuebles situados en el Área de Regeneración Urbana (ARU) de San José-El Palo-Mirasierra, con la selección de seis comunidades de vecinos, completando así el centenar de viviendas que se puede rehabilitar. Como se ha agotado la totalidad de la partida de 935.453 euros, se solicitará a la Dirección General de Vivienda de la Junta poder ampliar el número de viviendas, informa Ical.

Las seis comunidades comunidades de propietarios seleccionadas para III fase del ARU son: el número 5 de la calle Londres, con 13 viviendas y un importe que alcanza los 121.609 euros; al inmueble de la calle Francisco Giner de los Ríos 2, con 12 viviendas y 112.254 euros; la comunidad de propietarios de Atenas 5, con 15 viviendas y 106.642 euros de subvención; a la comunidad de propietarios Francisco Giner de los Ríos 1, con otras 15 viviendas y una cuantía de 140.318 euros; y al inmueble del número 1 de la calle Viena 1, con 35 viviendas y 182.840 euros de subvención.

Según detalló la concejala de Urbanismo, Clara Martín, todas las comunidades de propietarios tendrán de plazo hasta el 31 de julio de este año para ejecutar las obras presentadas a esta convocatoria, que son de mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad de los edificios; la rehabilitación de fachadas, mientras que solo en una de las comunidades abordará la sustitución y reposición completa de la cubierta.

De las 10 comunidades de vecinos que se presentaron a la convocatoria, una fue desestimada por no cumplir con los requisitos y tres quedan en lista de espera. El área de actuación del ARU se encuentra situada en la zona sureste de la ciudad y abarca dos barrios separados por la carretera de Valdevilla.

El barrio de San José Obrero está constituido por tres promociones públicas de viviendas, construidas en los años 50 por la Obra Sindical del Hogar y el Instituto Nacional de la Vivienda, y El Palo-Mirasierra son viviendas construidas en los años 1960-70, caracterizados por la baja calidad constructiva y la inadecuada accesibilidad.

Con esta tercera fase del ARU, se mantiene la trayectoria iniciada por el Ayuntamiento de Segovia en 2006 con el ARI de la Judería para la regeneración urbana de la ciudad, programas que han facilitado, hasta ahora, la rehabilitación de 1094 viviendas con una inversión total de más de 17 millones de euros.

Plan de Asfaltado

La Junta de Gobierno Local también dio luz verde a varios proyectos dentro del Plan de Asfaltado, por un importe total de 270.000 euros, con cargo al remanente acumulado y al presupuesto ordinario. En el barrio de la Albuera, se actuará en la calle Alfonso VI, con una partida de 66.899 euros, y en calle Lérida, por 62.420 euros.

En el barrio de San Lorenzo se acometerán trabajos de asfaltados en tres calles: Anselmo Carretero, con 26.000 euros; Cardenal Zuñiga, con 50.948 euros y Santa Catalina, con 24.266 euros. Por último, también se asfaltará en el barrio de El Salvador, en la calle Larga, por 39.853 euros.