La Gerencia de Atención Primaria de León hace un cribado de test masivos de antígenos de segunda generación a la población de la zona básica de salud de La Palomera

La incidencia del COVID-19 creció en las últimas 24 horas en Castilla y León hasta alcanzar una tasa de 115,7 casos acumulados en 14 días, frente a los 111,99 de ayer, al tiempo que la tasa de siete días aumentó desde los 56,62 de este jueves a los 60,09. También se registró un ligero aumento de la ocupación en las UCI, mientras en las unidades de hospitalización bajó, informa Ical.

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, indica que la provincia de Soria es la que tiene la incidencia más elevada, con 264,39 casos a 14 días, seguida de Palencia, con 200,22, Burgos, con 189,85, y Segovia, con 181,13. En el lado opuesto, y en riesgo bajo, se sitúan Ávila con 32,98 y Zamora, con 43,38, mientras en puestos intermedios se encuentran Salamanca con 79,27 casos; en León, con 85,01, y Valladolid, con 92,77.

En relación a la tasa a siete días, también son las provincias de Ávila y Zamora las que cuentan con menos casos por cada 100.000 habitantes, con 17,13 y 26,38 casos por cada 100.000 habitantes, respectivamente. Le siguen, en riesgo medio, las provincias de León y Salamanca con 38,34 y 38,81, respectivamente, y Valladolid, con 45,33, y en alto Palencia (101,67), Burgos (102,6) y Segovia (106,2). Además, Soria, en riesgo extremo, se coloca en los 154,13 casos.

También la ocupación en las camas de UCI por parte de enfermos de coronavirus creció ligeramente en la Comunidad, desde el 23,26 por ciento al 23,36, mientras en las unidades de hospitalización bajó del 4,76 al 4,64.

De nuevo, cinco provincias se situaron por debajo del 25 por ciento de ocupación en las UCI sobre las camas extendidas, sin variación alguna en ellas. Así, Salamanca sigue registrando la menor ocupación con un 9,46 por ciento, seguida de Ávila (16,67 por ciento), Burgos (20,22), León (18,95) y Zamora (21,05). Ya por encima del 25 por ciento, en riesgo muy alto, se encuentran Segovia (29,03), Soria (28) Palencia (30,56) y Valladolid (33,59).

Zamora repitió hoy en la llamada ‘nueva normalidad’ en cuanto a la ocupación de camas de hospitalización por casos COVID-19, pese a crecer hasta el 1,92 por ciento. Frente a esta provincia en riesgo alto está Soria con 11,23 por ciento y en riesgo medio continúan Valladolid 6,14 por ciento y Burgos, 5,06 por ciento. En riesgo bajo se encuentran: Segovia (4,62 por ciento); Ávila (3,9); Palencia (3,74); Salamanca (3,27) y León (2,68).

La positividad global de las pruebas diagnósticas bajó hasta el 6,04 y el índice de reproducción del virus se situó en el 1,07, por encima del máximo recomendado por las autoridades sanitarias. Zamora encabeza el ‘ranking’ de este parámetro con un 1,4, seguida de Soria con un 1,25; Segovia, con un 1,21; Valladolid, con un 1,09; Burgos, con un 1,07; Salamanca, con un 0,99; León y Palencia, con un 0,96, y Ávila, con un 0,93.