Renfe ampliará el próximo lunes, 14 de septiembre, los servicios Avant que presta entre Valladolid, Segovia y Madrid (en ambos sentidos), así como la oferta de trenes de Media Distancia entre Ávila y la capital de España.

En un comunicado, la operadora indicó que a partir del lunes, Renfe volverá a poner en circulación el tren Avant con salida de la estación de Valladolid Campo Grande a las 8.5 horas, que llegará a la estación de Segovia Guiomar a las 9.22 y finaliza su viaje en la estación de Madrid Chamartín a las 9.50.

En sentido contrario, también volverá a circular el Avant con salida de Madrid a las 12.05, llegada a la estación de Segovia Guiomar a las 12.33 y que finaliza su recorrido en la estación de Valladolid Campo Grande a las 13.10. Los dos trenes circulan de lunes a viernes. Con la ampliación de servicios, entre Valladolid y Madrid circularán ocho trenes por sentido los días laborables.

Entre Ávila y Madrid, volverá a poner en servicio el tren de Media Distancia que sale de Ávila a las 15 horas y llega a Madrid Chamartín a las 16.53. Este tren circula de lunes a viernes. Ávila pasa de este modo a contar con 14 servicios diarios con Madrid los días laborables.

Los billetes se pondrán a la venta en los canales habituales (www.renfe.com, agencias de viaje presenciales y virtuales, Renfe Ticket, estaciones, venta telefónica y oficinas de Correos).

Viaje seguro

Renfe recordó ha puesto en marcha un «amplio» conjunto de medidas para que sus clientes puedan disfrutar de un viaje seguro y de confianza, reforzando los procedimientos de limpieza y desinfección de todos los trenes. Todo ello, junto con las medidas de embarque, desembarque y a bordo, han permitido obtener el certificado AENOR frente al COVID-19 para el transporte de viajeros.

Además, Renfe ha implantado un servicio de mantenimiento de la higienización en ruta de los trenes Ave y Larga Distancia, que comienza antes de la salida del tren, con la higienización de los puntos de contacto de los viajeros en el proceso de acceso a los coches (botoneras, asideros, marcos de puertas, etc.).

En el interior del tren y durante el trayecto, el personal de mantenimiento se encarga de mantener las condiciones higiénicas de las zonas comunes. Además, en las paradas intermedias repasan la mesa o mesita del respaldo de los asientos que queden libres, los apoyabrazos de las butacas y la sustitución de los cabezales.

Estos trabajos se suman a los que ya se realizan con los trenes en vacío (todos los trenes se desinfectan al inicio y al final del servicio), con el fin de extremar las condiciones higiénico-sanitarias, y ofrecer a los viajeros un entorno seguro a la hora de viajar. Todos los viajeros recibirán, además, toallitas y/o gel hidroalcohólico durante el check-in, y dispondrán de dispensadores de gel en los WC de todos los trenes.

Asimismo, Renfe ha introducido mejoras en la ventilación del interior de los trenes, con el aumento de las renovaciones completas de aire en los coches, que se realizan cada siete minutos.