La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y Ecovidrio (asociación sin ánimo de lucro que gestiona el reciclado de vidrio en España) han puesto en marcha una campaña de sensibilización para fomentar el reciclado de vidrio en la región.

Desde el 9 de octubre hasta el 31 de octubre, patrullas informativas formadas por educadores medioambientales, por un lado, y pasacalles proragonizados por actores, por otro, llevarán a cabo una labor de concienciación ciudadana en las zonas más céntricas de las ciudades de Zamora, Burgos, Salamanca, León, Palencia, Soria, Segovia, Ávila, Valladolid, Medina del Campo, Benavente, Béjar y La Bañeza. Las fechas concretas en Segovia capital son el jueves 22 y viernes 23 de octubre.

La labor de las patrullas de personal educativo consistirá en repartir folletos informativos y bolsas reciclables ideadas para transportar los envases de vidrio al iglú, transmitiendo a los ciudadanos la relevancia de su papel en el reciclado de vidrio, así como las nociones básicas para llevarlo a cabo de una forma correcta, aprovechando para resolver todas aquellas dudas que puedan tener al respecto.

La campaña se complementa con una actividad de carácter más lúdico, consistente en pasacalles formados por varios actores que llevarán a cabo diversas representaciones teatrales alrededor de distintas zonas de cada ciudad y siempre cerca de algún contenedor de vidrio, con el que establecerán un “diálogo” cómico.

 

Aumento del reciclado.

Según datos de Ecovidrio, durante el año pasado, se reciclaron un total de 42.475 toneladas de vidrio en Castilla y León, es decir 3.327 toneladas más que el año anterior. Con esto, cada castellano-leonés recicló una media de 16,6 kilogramos de vidrio, lo que supone un kilo más que el año anterior, y por encima de la media nacional que se sitúa en 15,5 kg/hab.

Todas las provincias de Castilla y León han mantenido una buena línea de crecimiento en sus cifras de reciclado, destacando la provincia de Zamora, con un 44%, principalmente debido al incremento experimentado en la recogida de la Diputación Provincial. También destacan Burgos y Palencia como las provincias más sensibilizadas, con 26,2 kilos al año cada burgalés y 22,3 kilos cada palentino. Seguidas por Segovia y Soria, que también se sitúan por encima de la media autonómica, con 20,3 kg/hab y 20 kg/hab respectivamente.

Castilla y León sigue siendo la segunda comunidad autónoma con mejor tasa de contenerización, un contenedor por cada 206 ciudadanos; la media nacional se sitúa en 293 hab/cont. Burgos es la provincia con mejor índice de contenerización de toda la región, con un contenedor por 172 habitantes.