La Agencia de Protección Civil y Consumo de la Consejería de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León informa de la aparición de fenómenos meteorológicos adversos (vientos fuertes) en las próximas horas, sobre la base de la información remitida por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET – Ministerio de Medio Ambiente) para todas las provincias de la Comunidad.

La previsión para la provincia de Segovia es de aparición rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora en el Sistema Central  hasta las 24:00 horas del 30 de diciembre de 2009 y previsión de rachas de viento de hasta 80 kilómetros por hora en toda la provincia entre las 10:00 horas y las 19:00 del 31 de diciembre de 2009.

La Agencia de Protección civil y consumo recomienda evitar los desplazamientos por carretera salvo en aquellas situaciones de absoluta necesidad y extremar la precaución, en caso de circular por las carreteras de las redes secundarias.

 

¿Qué precauciones debemos tomar?

En situaciones de vientos fuertes, la Agencia de Protección Civil y Consumo recomienda mantenerse informado de las condiciones meteorológicas previstas y estar atento a las indicaciones que se vayan dando.

Como medida de precaución ante vientos de gran intensidad conviene:

Cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos.

Retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente.

Si se encuentra en la calle o en el campo:

Es conveniente alejarse de cornisas, muros o árboles, que puedan llegar a desprenderse y tomar precauciones delante de edificaciones en construcción o en mal estado.

Abstenerse de subir a andamios, sin las adecuadas medidas de protección.

 

Si tenemos pensado realizar un viaje:

Ante la predicción de vendavales hay que procurar evitar los desplazamientos por carretera y si es necesario hacerlos, extremar las precauciones por la posible presencia de obstáculos en la vía.

En todo caso, infórmese de las condiciones meteorológicas de la zona a la que se dirige.

Además, la agencia de Protección Civil y consumo recuerda que es fundamental llenar el depósito de combustible, llevar ropa de abrigo y cadenas y un teléfono móvil con la batería cargada. En caso de emergencia, se puede contactar con el teléfono 112.

Asimismo, desaconseja para las próximas horas la práctica de cualquier actividad al aire libre que implique la circulación o travesía por zonas de montaña.

Por último, se recuerda la importancia de revisar las instalaciones de calefacción por gas y las calderas de las viviendas, así como aquellos elementos de calefacción tradicional que funcionan mediante combustión, para evitar la acumulación de monóxido de carbono y prevenir casos de intoxicación. En ese sentido, es de vital importancia mantener despejadas las rejillas de ventilación de esas instalaciones.

Las medidas de prevención ayudan a reducir el daño que puede derivarse de los desastres. En caso de emergencia, conocer algunas pautas de autoprotección, ayuda a tomar decisiones que pueden favorecer tanto su seguridad como la de los demás. Por último, señalar una vez más que en caso de necesidad se llame al número único de emergencias 112.