Medio centenar de familiares de alumnos de las localidades de Navafría, Gallegos, Aldealengua y Pedraza se concentraron este viernes ante la Dirección Provincial de Educación para pedir transporte para los escolares de estos municipios.

La concentración tuvo lugar con motivo de una reunión mantenida entre los representantes de los chavales y los responsables de Educación. Así, mientras en los despachos se dialogaba, en la plaza José Zorrilla el grupo de padres de alumnos reivindicaban el derecho a la libre elección de centro y reclamaban transporte escolar gratuito para sus hijos.

Con esta medida de presión, los padres quieren que tres alumnos de Navafria y Gallegos acuden al Instituto de San Ildefonso cada día en taxi, lo que supone un gasto de 400 euros al mes, ya que no disponen de transporte escolar.

El director provincial de Educación, Antonio Rodríguez Belloso, explicó que tras la reunión se llegó al acuerdo de tramitar la doble adscripción que hasta ahora no habían hecho los padres de alumnos, y la propia Dirección Provincial de Educación redactará un informe de apoyo a la petición de doble asignación que deberá formalizarse en enero ante la Consejería de Educación.

El problema del transporte escolar surgió con la creación del Centro de Educación Obligatoria (CEO) en Prádena, al que están adscritos por defecto los estudiantes que se han quedado sin transporte escolar. Pero sus padres quieren que sigan estudiando en el Instituto de San Ildefonso que, aunque más alejado, es al que deberán seguir acudiendo cuando finalicen el ciclo intermedio que se imparte en el CEO.