La Consejería de Fomento y Medio Ambiente dejó sin efecto una instrucción interna de servicio a los servicios territoriales de las nueve provincias con aclaraciones sobre las autorizaciones de controles poblaciones de fauna silvestre por daños, para favorecer la producción agrícola y ganadera, en el marco del actual estado de alarma por el Covid-19. Así, recordó la prohibición de la caza y la pesca como actividad cinegética mientras dure este escenario y la supresión de actividades no expresamente autorizadas.

La Junta dio este paso dada la interpretación “no adecuada” de la nota interior, que “puede generar situaciones contrarias al cumplimiento del Real Decreto y su finalidad”. Fue Ecologistas en Acción la organización que esta mañana emitió un comunicado en el que denunciaba que Medio Ambiente permitía la caza con ciertas excepciones.

Así, se deja sin efecto la nota interna ante las informaciones aparecidas en medios de comunicación y redes sociales con aclaraciones sobre la aplicación de la instrucción, que data de agosto de 2018, de la Dirección General del Medio Natural, y que versan sobre normalización de los procedimientos de autorización de controles poblacionales de fauna silvestre cinegética con motivo del covid-19.

“Se deja sin efecto habida cuenta que su interpretación pudiera tener la operatividad de generar situaciones contrarias al cumplimiento del decreto de estado de alarma, debiendo ser preponderante la seguridad jurídica y la claridad taxativa en el cumplimiento del mismo y el decreto que lo declara”, explica en un comunicado la Junta.

La instrucción permitía de forma puntual y extraordinaria la caza, por razones de control poblacional, de jabalí, ciervo y corzo de forma individual, nunca acompañado, y del conejo si en la batida participa un máximo de cuatro personas, siempre con el objetivo de favorecer al sector agrario y ganadero de la Comunidad, que no se detiene durante el estado de alarma.