El rector de la Universidad de Valladolid, Marcos Sacristán Represa, junto con el vicerrector de Patrimonio e Infraestructuras, Antonio Orduña, y el director del Área de Calidad Ambiental, Javier Rey, han presentado las acciones que la Uva ha puesto en marcha para favorecer la movilidad sostenible entre los miembros de la comunidad universitaria.

Las iniciativas desarrolladas desde la Oficina de Calidad Ambiental y Sostenibilidad, que también se pondrán en marcha durante el presente curso en el campus de Segovia, plantean la creación de un sistema de préstamo gratuito de bicicletas que posibilitará disfrutar de una bicicleta para el máximo del curso escolar o por una duración a demanda.

Además, se ha creado un sistema de coche compartido, que permite poner en contacto a personas que disponen de coche con otras que no y que se desplazan desde la misma zona. Con esta medida se conseguirá un ahorro económico y medioambiental.

Los cursos de conducción eficiente son otra de las medidas que se han llevado a cabo dentro de este programa. A través de estos cursos se pretende disminuir el consumo energético asociado al uso del vehículo privado, con la simple aplicación de sencillas técnicas para llegar a ahorrar hasta un 15% de combustible. Gracias a la colaboración de EREN (Ente Regional de la Energía de Castilla y León), pudieron darse estos cursos a un total de 213 personas de los campus de Valladolid, Segovia, Palencia y Soria.

La movilidad urbana es una de las variables fundamentales que se deben tener en cuenta a la hora de plantearse objetivos de desarrollo sostenible, ya que de lo contrat¡rio se se generan una importante cantidad de problemas como el ruido o las emisiones, que afectan a la salud pública u otros como los accidentes, la ineficiencia energética o la congestión. Es por ello, que la Universidad de Valladolid, debido a la gran cantidad de trabajadores y alumnos que la conforman, ha decidido llevar a cabo este interesante programa de actividades.