La abstención ha vuelto a ganar las elecciones pero, esta vez, también ha perdido el bipartidismo. Sólo en la provincia de Segovia, las formaciones PP y PSOE han perdido más de 25.000 electores. Aún consiguiendo cerca de la mitad de los votos, tanto PP como PSOE han retrocedido en las urnas, y lo han hecho significamente, de una forma cotundente. Frente a ellos, la formación UPyD, Podemos de Pablo Iglesias o, entre otros, Ciudadanos, se han abierto un hueco en el mapa político del país, un país que refleja que algo está cambiando. Unos comicios claramente desarrollados en clave nacional, y no europea, dejan la sorpresa de la jornada, con la formación de izquierda Podemos, que con tan sólo cuatro meses de existencia ha conseguido, según los primeros datos, cinco eurodiputados.

En la provincia de Segovia gana el Partido Popular con el 39,49% de los votos, seguido del PSOE con el 21,34% de los votos, UPYD consigue 9,71% de los votos por encima de PODEMOS que consigue un 9,05, Izquierda Unida se queda en quinta posición con 7,40% de los votos y Ciudadanos entra en el mapa político con un 2,06% y un 8,05% para otros partidos.

Respecto a 2009, el PP ha perdido un 15% de los votos, pasando de 37.445 en 2009 a 23.399 en estos comicios. Por su parte, el PSOE en 2009 consiguió el 34,36% con un total de 23.614 votos, frente al 21,34% de los votos, que son 12.647. UPYD se consolida en Segovia como tercera fuerza política, pasando de 2.659 votos en 2009 a 5.756 convencidos. La sopresa, sin duda, es la formación PODEMOS que irrumpe en el panorama europeo, con 5.364 votos en nuestra provincia, desplazando a Izquierda Unida, que consigue 4.385 votos frente a los 1.923 de las anteriores elecciones europeas. Ciudadanos es la sexta fuerza política de la provincia con 1.226 votos.