La Policía Local de Segovia se refuerza con dos patrullas más, hasta un total de seis, durante los fines de semana para controlar las fiestas ilegales y botellones en los puntos de reunión y encuentro habituales de la gente joven y atender las llamadas de los ciudadanos, según informa Ical.

El pasado sábado, se pusieron un total de 67 sanciones por no llevar la mascarilla, 52 de ellas a un grupo de chavales que se habían concentrado en el entorno de la iglesia de la Veracruz, en el barrio de San Marcos.

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, hizo una llamada a la responsabilidad de los jóvenes. “La incidencia del virus en ellos en menor, lo suelen padecer de forma asintomática pero conviven y tiene contacto con sus padres, tíos y abuelos”, dijo Luquero. Para evitar las fiestas y concentraciones de jóvenes sin guardar las medidas de seguridad, la Policía Local cuenta con dos patrullas más los fines de semana e incluso, si fuera necesario, anunció la alcaldesa, se pondría una tercera, hasta sumar un número total de siete.

Clara Luquero aseguró que los agentes hacen todo lo posible por mantener la vigilancia de las zonas habituales de reunión de los jóvenes y también pidió la colaboración ciudadana para que se pongan en contacto con la Policía Local ante la sospecha de celebración en un piso de alguna fiesta. Sobre las quejas de los vecinos de la conocida como calle de los bares, esta misma semana, por una concentración elevada de jóvenes sin llevar la mascarilla puesta, la alcaldesa explicó que cuando llegaron los agentes sí la tenían puesta, circunstancia que suele ocurriro, ponerse la mascarilla en cuanto ven venir a los agentes.

La alcaldesa recordó que Segovia lo ha pasado muy mal y los vecinos son muy sensibles a este tema, al igual que el Ayuntamiento, que le preocupa mucho poder atajar todo tipo de fiestas y celebraciones ilegales.