El grupo Dibaq, primera empresa segoviana en facturación, ha ampliado su actividad comercial y ha lanzado al mercado nuevos productos, orientados a la alimentación humana. De este modo, además de su producción de alimentos para mascotas y acuicultura, ha creado, dentro de una de sus divisiones, una nueva línea dedicada a la producción y comercialización de pescado obtenido en sus granjas marinas.

Desarrollada por la empresa Invermar, que tiene varias granjas en el Delta del Ebro, y en colaboración con la palentina Cascajares, se van a lanzar al mercado dos productos: lomos de dorada y lomos de lubina cocidos. Ambas variedades se ofrecen conservadas en aceite de oliva y listas para calentar en horno microondas.

El producto será cocinado en las instalaciones de Cascajares, mientras Invermar proporciona la materia prima y realizará la comercialización, por lo que ya está comenzando a ofrecerse en algunas de las grandes superficies en las que Dibaq también comercializa sus productos para mascotas. Los envases en los que se presenta contienen información sobre su preparación, tanto en castellano como en inglés.

Se trata de la primera vez que el grupo Dibaq se embarca en alimentación humana precocinada y que ya puso en pruebas, de la mano de Cascajares, en las anteriores ediciones de la Feria de Fuentepelayo.

El presidente del grupo Dibaq, Carlos Tejedor, aseguró que por el momento se desconoce la producción prevista, pues dependerá de la acogida que tenga en el mercado. “Lo cierto es que estamos preparados para casi cualquier demanda”, aseguró. Para la puesta en el mercado de estos productos, la empresa ha empleado más de dos años. Fue en 2009 cuando comenzó a trabajar en el desarrollo de este proyecto de quinta gama.