La federación castellano y leonesa del Partido Comunista de España (PCCL-PCE) e Izquierda Unida de Segovia han mostrado su apoyo a los trabajadores y trabajadoras del sector público ferroviario, RENFE, ADIF y FEVE en las movilizaciones que están llevando a cabo en contra del “desmantelamiento del ferrocarril público en nuestro país que ha planteado el gobierno Rajoy con la liberalización del servicio de viajeros y el cierre de líneas y pide la solidaridad de toda la ciudadanía para con la huelga convocada mañana en todo el país”, han asegurado fuentes de ambas formaciones políticas.

“La huelga contra el decretazo por el que el gobierno del PP liberaliza el transporte de viajeros, una vez que ya lo hizo el del PSOE para mercancías, lo que en la práctica supone la privatización del ferrocarril público estatal a partir del día 31 de julio del 2013, ha sido convocada por CC.OO, UGT, SCF, SF, CGT, Semaf, y LAB . Además para esa fecha se deberían renovar los convenios colectivos de las tres empresas, circunstancia que va a ser aprovechada por el gobierno Rajoy para cambiar de raíz las condiciones laborales de los 29.000 trabajadores y trabajadoras del sector y que además supone la desaparición de RENFE al dividirse en cuatro sociedades: Mercancías, Viajeros, Mantenimiento, y Material Rodante, preámbulo para acometer la privatización definitiva con su venta al mejor postor”, han manifestado fuentes de ambos partidos. “Tal y como ha ocurrido con los trenes mercancías la privatización, a parte de poner en manos de intereses privados lo que ha costado muchos años construir con el dinero de todos, va a encarecer notablemente el servicio, de peor calidad, y con una rentabilidad social, económica y medio-ambiental infinitamente menor. Pero si grave es todo ello, toda vía lo es más la intención del ministerio de fomento de eliminar 52 líneas de media distancia, aún no concretadas, lo que para Castilla y León va a suponer la desaparición del tren en muchas provincias. Se apuesta aún más por un ferrocarril insostenible basado en la alta velocidad, que han impuesto PSOE y PP desde hace más de veinte años, acabando con una red de infraestructuras básicas para el país”, han reiterado.

Con estas afirmaciones el Partido Comunista de Castilla y León e Izquierda Unida de Segovia quieren mostrar su total rechazo a los cambios introducidos en el sector del ferrocarril público en la Comunidad, así como hacer patente su convencimiento de que estas medidas, “además, van en sentido contrario a las medidas estructurales necesarias para poder salir de la crisis y que a medio plazo sólo traerán más destrucción de puestos de trabajo, ya que el desmantelamiento de líneas de media distancia suponen también un perjuicio para otros sectores, desde el industrial hasta el turismo y para Castilla y León suponen un paso más para su despoblación definitiva”, concluyen PCCL e IU de Segovia.