La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente consideró hoy “imprescindible” la construcción del Palacio de Congresos de Segovia promovido por la Diputación Provincial en el término municipal de Palazuelos de Eresma (Segovia) con el apoyo de la Junta de Castilla y León que financiará el proyecto con 8 millones de euros. Clemente, que asistió al acto de presentación del proyecto en el Teatro Juan Bravo, fue recibida con los gritos e insultos de más de un centenar de personas que esperaban a las puertas del inmueble que lanzaron críticas contra la titular de Agricultura, principalmente de UCCL, además de otros ciudadnos que criticaban la dotación de una infraestructura que consideran innecesaria, en una convocatoria que fue lanzada este lunes a través de redes sociales.

Durante la presentación, y ante los medios, la titular de Agricultura y Ganadería esperó que el desarrollo de la obra en la Casa Club La Faisanera Golf de la sociedad Segovia 21, posicione a Segovia como un centro de “atracción congresual” gracias a un creciente sector que ha crecido un 37 por ciento en los últimos tres años. De acuerdo con los datos de la consejera, los ingresos en España derivados del turismo congresual son superiores a los 5.200 millones de euros y ya supera los 20.000 congresos y reuniones en el territorio español.

Mientras explicó que se conseguirá dinamizar el sector servicios de la provincia que da trabajo a alrededor de 6.000 personas, los manifestantes controlados por una veintena de agentes policiales reclamaban “menos Palacio de Congresos y más colegios en los pueblos”, o “más urgencias médicas”. Carteles con la firma de UCCL clamaban consignas como “más ayudas a los agricultores y ganaderos” o “devolved lo robado” criticando además al expresidente de Caja Segovia, Atilano Soto, quien hace unos meses acudía a los juzgados a declarar sobre el caso Segovia 21.

Clemente estuvo acompañada por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, el director general de Ifema, Fermín Lucas, el director del Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), Miguel Mirones, y el presidente de la Federación Empresarial Segoviana (FES), Pedro Palomo. Junto a ellos, la consejera de Agricultura y Gandería quiso destacar el potencial para Segovia destacando la vertiente patrimonial, turística y gastronómica de la provincia y esperó que el Palacio de Congresos revierta los mismos beneficios que en Ávila, cuyo Palacio de Congresos supuso unos ingresos de 13 millones de euros en 2012.

“Segovia tiene más de 81 millones de euros en ingresos anualmente por el turismo”, recalcó Clemente para señalar que el gasto medio del turista congresual se sitúa en los 650 euros anuales por persona y día. En este sentido, el director general de Ifema recordó que seis turistas “normales” equivalen a un turista congresual, lo que otorgará a Segovia “desestacionalizar” el turismo de fin de semana prolongándolo durante los días laborales. También apoyó el proyecto el director de ICTE quien manifestó “no maldigas la oscuridad, enciende una vela” para señalar que el Palacio de Congresos aportará riqueza a la provincia y emplazó a sus promotores a llevarlo a cabo con calidad.

Antes de concluir, Silvia Clemente aseguró que la iniciativa propuesta desde la Diputación Provincial tiene que acercarse a los ciudadanos para que conozcan sus características para “tenerlo en cuenta de cara al futuro”. Con una Teatro Juan Bravo a rebosar de invitados, entre los que se encontraban representantes de colectivos culturales, hosteleros y políticos, los pitidos y gritos ensordecedores de la calle continuaron pidiendo la paralización del Palacio de Congresos de Segovia a grito de “vaya jeta”.