Que las necesidades económicas se han convertido en el pan de cada día desde hace unos años, no es ninguna novedad, pero, como de todo lo malo hay que procurar sacar algo bueno, parece que tanta crisis no ha hecho sino aumentar el espíritu solidario.

El Restaurante Bon Appètit ha querido templar la Navidad a todas aquellas personas cuya situación económica no les permita pagarse ni un café. A través de la iniciativa ‘Navidad solidaria’, todos aquellos que quieran podrán dejar pagado un café, como mínimo, que podrá disfrutar alguien sin recursos.

Para dar cuenta de esta iniciativa, los reponsables de Bon Appétit se han puesto en contacto con distintas asociaciones como Cáritas y Cruz Roja, para que hagan saber a todos aquellos necesitados que en el local disponen de esas consumiciones para templar no sólo el cuerpo, sino también el alma.

El efecto de esta iniciativa es doble. Por un lado, por cada café solidario que se pague, Bon Appètit aportará otro a su pizarra solidaria, siendo así dos las personas beneficiadas, y por otro, despertarán el espíritu más solidario de segovianos y segovianas. Una pequeña aportación de 1’30 euros que, sin duda, será una gran ayuda para el ánimo de todas esas personas.