Una chapuza o un mal día. Así se podría calificar el robo que en la noche del lunes se llevó a cabo en el edificio de Fernández Ladreda, 12; ocupado por numerosas oficinas y al que los cacos accedieron para llevarse una escasa cantidad de dinero. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno, se desconoce por el momento cómo los cacos accedieron al edificio, aunque los datos que ofrecen es que entraron a un total de 12 oficinas forzando las puertas.

A pesar de haber material de oficina, ordenadores, y otros enseres de mayor valor, los ladrones sólo querían dinero en efectivo. Pero la vanidad de los mismos, la inexperiencia, o quizás la avaricia por conseguir únicamente efectivo les llevó a terminar literalmente con un puñado de euros.

La denuncia, que se formalizó en la mañana del martes desde el lugar de los hechos hasta donde se desplazó la Policía, se suma a los robos que han sacudido Segovia en estas últimas semanas. La joyería Muñoz de la misma avenida Fernández Ladreda en la que entraron por el método del butrón y Comercial Vicente Velasco en el Polígono de Hontoria. En ambas hubo que lamentar importantes pérdidas.